Kinta no puede dejar de sonreír desde que encontró un nuevo hogar ¡Qué agradecida!

Kinta tiene muchos motivos por los que sonreír en estos momentos. Pero no siempre fue así. En verano del 2010 encontraron a Kinta acostada en el cofre de un auto…

Michelle Proctor, de 32 años de edad y enfermera de una sala de emergencias, vio a Kinta encima del auto del vecino. Al principio pensó que se trataba de un gato, pero después de fijarse bien se dio cuenta de que se trataba de un canino. Nadie sabe como Kinta, de 12-18 meses de edad, terminó ahí.

kinta sonriente 1

Ella se dio cuenta de que la perrita no había comido desde hacía varios días, así que le llevó comida y agua. La llevó a un veterinario y se dieron cuenta de que no tenía microchip. Comenzaron a buscar a su familia poniendo varios avisos. Después de dos meses nadie la reclamó y probablemente era una cría rechazada de algún criadero ya que tenía una malformación (no tenía pezones), así que Michelle decidió que Kinta se convertiría oficialmente en parte de la familia.

kinta sonriente 2

Kinta ahora tiene unos 8 años de edad y le encanta hacer reír a su familia con sus extrañas sonrisas

kinta sonriente 3

Michelle dijo que la rara sonrisa de Kinta es algo que ella aprendió

kinta sonriente 4

“Ella hacía esa cara cuando era culpable de comerse la comida de la mesa, pero cuando nosotros veíamos esto, la abrazábamos porque era muy linda y adorable. Con el tiempo ella sabía que hacer esa cara significa que la vamos a abrazar y a consentirla”

 

kinta sonriente 5

Otras cosas que le gustan a Kinta es la atención, el queso, ir a la casa de la abuela y ser el perro que cuida el vecindario. Lo que no le gusta son los autobuses escolares y la gente que corta el pasto

kinta sonriente 6

Aparte de sus padres, Kinta tiene a una hermana mayor, una gata llamada Honey, tres cuyos más pequeños que ella llamados Smore, Lemon y Noodles y por último su hermano mayor

kinta sonriente 7

Su hermano mayor se llama Kilo y ellos dos sí que hacen el dúo dinámico 😀

kinta sonriente 8

Ahora lo próximo en la vida de Kinta es un bebé humano en camino. Así que sus habilidades de perro guardián tendrán que mejorar 😉

 
kinta sonriente 9

Thedodo

¡Qué bonita historia la de Kinta! Tuvo la oportunidad que merecía y en los peores momentos de su vida un ángel le salvó la vida 🙂

No olvides compartir la historia de Kinta en tus redes sociales

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!