Un koala quedó atrapado en la llanta de un automóvil y viajó 16 kilómetros atascado

Un koala sobrevivió a un viaje en auto de dieciséis kilómetros en Australia, mientras se aferraba al eje de un vehículo de cuatro ruedas hasta que el conductor se detuvo y escuchó el llanto del animal traumatizado. Se trata de una hembra que se encaramó en la llanta mientras que el auto estaba inmóvil, estacionado en las colinas, en las afueras de Adelaide, la capital del estado de Australia del Sur.

YouTube

Los brigada de bomberos fue llamada eventualmente para poder sacar la rueda y ayudar a una trabajadora que se dedica a rescatar animales de la vida salvaje, quien intentaba salvar al koala de su terrible suerte. “Pude oler su piel quemada. No puedo imaginar lo caliente que estaba allí dentro“, contó Jane Brister en una entrevista telefónica, ella pertenece a la organización Fauna Rescue.

El koala no sufrió heridas graves en su cuerpo, pero lamentablemente es hembra y estaba lactando. Según Jane eso quiere decir que su cría se separó de ella quizá justo antes de que quedase atrapada en la llanta del vehículo. “Esa noche me dediqué a buscar, así como en los próximos días que siguieron al accidente, pero el intento fue fallido ya que nunca encontré a la cría”. Después de un par de días bajo cuidados, recibiendo alimentación en cautiverio, Jane pudo liberar a la mamá koala de vuelta al mundo salvaje. 

YouTube

Muchos desconocen que los koalas son marsupiales, y este es un tipo de mamífero que en edad joven debe ser amamantado en una bolsa materna. Esto significa que la cría que se perdió ya no tiene a su mamá y no podrá alimentarse de ella, ni recibir sus cuidados. Esperamos, de corazón, que consiga en su camino personas bondadosas que lo alimenten en cautiverio, así como hizo Jane con la mamá que ahora por fortuna queda en libertad y ha sobrevivido a tan peligroso accidente.

Telegraph

En el año 2012, el koala fue incluido en la lista de especies “vulnerables” o “bajo amenaza” según la Ley de Conservación de Australia. Hay menos de 100.000 de ellos que aún están viviendo su vida en el mundo salvaje, de donde ninguno debería salir. La Australian Koala Foundation ha estimado que inclusive podríamos estar hablando de unos 43.000 koalas en la selva. Este número es muy bajo y la destrucción de su hábitat continúa ocurriendo, además de ser amenazados durante los períodos de sequías. Otra cosa que los ha puesto en peligro, aunque parezca mentira, son los accidentes automovilísticos y también la caza. 

El humano no es enteramente culpable de lo que le ocurre a esta especie, pero puede esforzarse y ayudar para que sus condiciones mejoren, sin duda alguna. Esperamos que haya cada vez más personas como Jane Brister y todos los de su organización. ¿Te gustaría contribuir con ellos haciendo una donación? Aquí puedes hacerlo.

Comparte esta noticia con todos tus amigos, familiares y conocidos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!