Dudley, un valiente novillo cuya historia tocó muchos corazones

Son muchas las historias que pueden llegar hasta nuestros corazones, la de Dudley, es una de esas historias que se quedan para siempre dentro de nosotros y nos enseñan sobre valores y buenas acciones humanas. Dudley era un novillo que al nacer fue separado de su madre, lo compró un ganadero en Tennessee, que se dedicaba a engordarlos para luego vender su carne; en el proceso un cordel cortó el flujo de sangre en una de sus patas ocasionando necrosis en la misma, pero pronto su historia comenzó a cambiar.

Cuando el ganadero vio las condiciones de Dudley se apiadó y comenzó a darle un tratamiento con antibióticos.


Si bien era una gran acción, Dudley necesitaba más ayuda, tenía 10 meses cojeando y sufriendo. El ganadero no contaba con más fondos para un tratamiento mayor, que incluía amputación, prótesis y terapia para mejorar su postura. Además, necesitaban trabajar mucho en el fortalecimiento de los músculos que estaba utilizando de manera inadecuada.

Afortunadamente, una mujer en Tennessee, escuchó la historia de Dudley y se propuso salvarlo; ella logró contactar con Gentle Barn, una organización encargada de rescatar animales como Dudley y enseñar a la población sobre la compasión por los animales. En esta grandiosa organización se pusieron manos a la obra, lo llevaron hasta la Universidad de Tennessee, donde le amputaron la pata que había sufrido necrosis y comenzaron sus terapias.

Poco a poco sus músculos se fueron fortaleciendo.


Pero el trabajo no terminaba ahí, se pusieron en contacto con especialistas y diseñaron una prótesis para que pudiera llevar una vida normal. Después de 5 meses sus intervenciones, terapias y adaptación a la prótesis habían sido un éxito y pudo regresar a Gentle Barn, donde no demoró en demostrar que era muy feliz.

Se hizo muy popular, todos lo adoraban.


Jugaba con una gran pelota, la gente iba a visitarlo e incluso le celebraban fiestas de cumpleaños. Dudley tenía una personalidad y un carisma incomparable, además no conforme con robarle el corazón a las personas, le robó el corazón a una vaquita con la que se casó.

Dudley ha sido inspiración para personas a las que les han tenido que amputar algún miembro; ha ayudado indirectamente a otros animales, ha logrado sembrar conciencia en la población, ha demostrado la inteligencia de su especie y ha sido amado por los niños de la comunidad.

Su existencia no ha sido en vano.

Gentle Barn / Usa Today

Lamentablemente, Dudley nos dejó en el mundo terrenal, después de que una úlcera gástrica generara una hemorragia y los veterinarios agotaran los recursos para salvarle la vida; pero quedó en los corazones de millones de personas, que sin haberlo conocido fueron inspiradas por él, y siempre será recordado dentro de la comunidad que lucha por la defensa de los animales.

Comparte la historia de Dudley para que siga inspirando a más personas.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!