El cautiverio enfermó y casi MATA a este joven loris perezoso, pero por suerte su vida mejora

Hemos repetido un sinfín de veces que el cautiverio representa la transformación de una vida en tortura, y eventualmente, también en muerte. Y esto fue lo que le ocurrió al inocente protagonista de nuestra historia. El cautiverio de un loris perezoso de Bengala casi acaba con su vida, incluso antes de que esta comenzara realmente.

De acuerdo con los antiguos propietarios de Chin, el pequeñito fue encontrado por unas personas que simplemente decidieron ayudarlo. Pero dicho escenario es “muy poco probable”, según Tom Taylor, director adjunto de la Fundación Wildlife Friends Thailand (WFFT por sus siglas en inglés).

“Es posible que lo hayan comprado en cualquiera de los muchos mercados de Tailandia donde venden fauna salvaje ilegal”, dijo Tom en una entrevista

“O pudo haber sido comprado por internet. La venta de ilegal de animales silvestres en las redes sociales como Facebook está aumentando rápidamente”


Independientemente de su procedencia, lo que sí es seguro es que Chin fue arrancado de su madre a la fuerza, lo que probablemente casi les cuesta la vida, para luego comenzar su cautiverio como mascota de alguien. Probablemente hubiera pasado su vida así, pero como era de esperar, su salud comenzó a deteriorarse.

“Los actuales propietarios lo mantuvieron durante cuatro meses con ellos. Durante este tiempo, su capacidad para moverse y trepar gradualmente empeoró”


Como resultado sus dueños lo llevaron a WFFT, donde fue sometido a un examen físico que reveló su triste secreto: Chin sufre de enfermedad metabólica ósea. La enfermedad deforma los huesos de un animal, por lo que es difícil para ellos moverse o incluso comer con normalidad.

“Dicha enfermedad es común en varias especies que son mantenidas en cautividad, sobre todo en los pequeños primates y gatos salvajes”

“Puede ser causada por una dieta inadecuada, deficiente en calcio y vitamina D, como resultado de estar aislados en el interior con poco acceso a la luz del sol”

Por suerte la enfermedad es tratable 😀


Con una dieta adecuada que consiste en frutas, insectos y suplementos vitamínicos, además de la fisioterapia y tiempo al aire libre, WFFT confía en que Chin mejorará.

“Como él es joven y sus huesos aún se están desarrollando, con el tratamiento correcto podrá vivir una vida casi normal”, concluyó Tom 🙂

The Dodo

Ahora que Chin ha sido entregado a WFFT, el pequeñito será capaz de vivir una vida mucho más cercana a la naturaleza y en un santuario donde los cuidados y el cariño incondicional no le faltarán.

El cautiverio jamás representará una vida feliz para los animales salvajes, así que comparte esta historia y ayuda a crear conciencia. 😉

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!