Lucharon durante horas para rescatar a una camada de 9 perritos de una oscura y estrecha cueva

El rescate de un animal requiere del esfuerzo de un equipo conformado por voluntarios llenos de amor, con una gran vocación de servicio y comprometidos con el seguimiento para la recuperación física y emocional de estos seres vivos que tienen una triste experiencia de vida.

Eldad Hagar, es el fundador de Hope for Paws, una organización que ayuda a los animales que han sido víctimas de maltratos. Este hombre pasa la mayor parte de su tiempo lo rescatando a animalitos que no tienen hogar.

Eldad y su equipo recibieron la llamada de dos mujeres que durante un par de años estuvieron alimentado a unos perritos callejeros que siempre estaban cerca de su lugar de trabajo.

Uno de estos animales había dado a luz a una camada de cachorros que se encontraban escondidos en una oscura y pequeña cueva.

Era muy difícil determinar cuántos cachorros había porque se la pasaban entrando y saliendo de la cueva.

No había manera de acercarse a ellos porque enseguida se escondían nuevamente en la cueva. ¡Realmente estaban aterrados!

Las mujeres con toda la paciencia y el amor del mundo se sentaron frente a la cueva durante seis horas, sin perder de vista cuando entraban y salían, hasta que finalmente determinaron que eran “ocho” pequeñas y tiernas crías.

El equipo de Hope For Paws, encabezado por Eldad, se dirigió al lugar para rescatar a estos cachorros de seis semanas de edad.

Al llegar a la cueva, el equipo de rescate trató de utilizar algunos trozos de alimento para llamar la atención de estos perritos.

Cuando uno de ellos por fin salió todos quedaron sorprendidos por su extraño pelaje atigrado, ya que los tres perros que eran alimentados por las mujeres eran de color café claro.

Eldad, asoció este perrito con uno que había sido rescatado en la zona hace unos meses atrás, de nombre Tanque… ¡Era el padre de esta camada!

Los cachorros no solo estaban ansiosos por recibir alimento, sino que también eran muy prudentes al acercarse.

Todo indicaba que la interacción con los seres humanos había sido muy poca.

Tan pronto como Eldad tomó el primer cachorro, todos los demás se asustaron y se escondieron de nuevo en la cueva.

Aunque la entrada de la cueva era muy pequeña, el equipo de rescate estaba dispuesto hacer todo lo posible por ayudar a estos perritos. 

Inicialmente se Eldad se sentó en la estrecha entrada esperando que alguno de ellos saliera.

Trató de alcanzar a los cachorros que no estaban en el fondo. Poco a poco y con mucho cuidado fue sacó algunos de ellos.

El susto de cada uno de estos adorables perritos era tanto que lloraron y lloraron cuando ya estaban en manos del personal, hasta que se convencieron que estaban a salvo.

Sin embargo, algunos perritos estaban muy lejos. Este hombre definitivamente estaba decidido a rescatar a los cachorros, se arrastró dentro de la cueva hasta ya no tener más espacio.

Luego se ayudó con una pala hasta conseguir abrir más espacio.

Este rescate llevó horas, el trabajo fue muy meticuloso, hicieron todo lo posible para no mover la tierra.

Al final uno de los perritos había perdido casi la totalidad de la audición a causa de la tierra que cayó sobre él.

Cada vez que el tren pasaba se podía sentir cómo se estremecía y temblaba todo por dentro. Fue una experiencia aterradora.

Finalmente, después de excavar hasta donde fue posible, rescató a los otros cuatro cachorros.

A pesar de que las mujeres habían asegurado que se trataba de ocho crías este experto rescatista volvió a entrar a la cueva para asegurarse de que no había otro perrito.

Para su sorpresa, oyó unos leves gemidos que indudablemente venían del interior de la cueva. Después de un poco más de trabajo encontró a este último perrito que tal vez nunca había salido de la cueva, estaba muy asustado.

El rescate se realizó en aproximadamente siete horas. Pero valió la pena cada uno de los minutos dedicados a esta maravillosa labor. 

Todos entregaron el alma para ver a cada uno de estos cachorros libres de esa cueva del terror… ¡Estaban a salvo!

En poco tiempo se ganaron la confianza de esta camada y lograron que estos perritos que habitaban en medio de oscuros temblores recibieran una nueva oportunidad de tener una vida llena de luz y felicidad.

The Dodo

Este es el video completo de este maravilloso rescate:

Comparte con tus amigos y familiares esta historia, no todo los rescates son iguales, lo importante es no perder el norte y no darse por vencido… una increíble muestra de amor.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!