Ella no podía ver ni escuchar y el destino le regaló a un amigo muy especial ¡Qué gran historia!

Maise, un pastor Australiano y Keller, un gran danés han sido mejores amigos desde el primer día que se conocieron, ambos perros no pueden ver y han tenido un pasado bastante difícil, tal vez ese sea el motivo del por qué han creado un lazo tan fuerte ¡La amistad de estos dos pequeños te dejará sin aliento!

Maise, el pastor australiano tenía apenas 4 semanas de edad cuando fue adoptado por una familia de Carolina del Norte, pero en poco tiempo se dieron cuenta que algo andaba mal…

maisie-perro-1

Maise no podía ver ni oír… Fue entonces que la pusieron en adopción en una página de Facebook  pues ya que no podían seguirse haciendo cargo de ella.

maisie-perro-2

Kathryn Woodward, tenía a Keller un gran danés con la misma condición de Maise, entonces al ver su anuncio de Facebook no dudo en llevarla consigo.

maisie-perro-3

Keller rápidamente se convirtió en la hermana adoptiva de Maise, ambas compartían una anomalía genética llamada “doble merle” que es cuando los perros tienen dos copias del mismo gen y a menudo es resultado de la producción en exceso que se vive en las fabricas de animales.

maisie-perro-4

A diferencia de la primera familia de Maise, Kathryn sabía todo sobre los perros sordos y ciegos, después de todo ella tenía a Keller y ahora a su nueva huésped de honor.

maisie-perro-5

TheDodo

El apoyo que Maise necesitaba no pudo haber llegado en mejor momento a su vida, se está recuperando y pronto tendrá que encontrar a su propia familia, así que todas las lecciones que está aprendiendo con su hermana le servirán bastante. ¿Tú podrías darle ese hogar? Da clic aquí.

Los verdaderos amigos se apoyan ante todas las dificultades al igual que Maise y Keller ¡Comparte su historia con todos tus amigos, los conmoverá!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!