Mee Chok, el elefante que fue arrancado de su madre y torturado, ahora adora su nueva familia

La vida nos presenta obstáculos que muchas veces parecen insuperables, pero por más difíciles que parezcan nunca debemos de rendirnos y siempre debemos de luchar para alcanzar nuestra felicidad. Y el protagonista de nuestra historia es prueba viviente de ello.

Mee Chok el elefante, fue robado de su madre cuando tenía sólo unos meses de edad, negándole la oportunidad de crecer a su lado en su hábitat natural. En su lugar, fue encadenado por sus propietarios con la intención de romper su espíritu salvaje y convertirlo en un elefante de excursionismo en Tailandia. Su única compañía era una elefante hembra mayor que él, que no tenía ningún interés en el pequeño.

Como resultado, Mee Chok se tornó agresivo 🙁


Cuando el santuario de Boon Lott (BLES por sus siglas en inglés), con sede en Tailandia se enteró de la situación de Mee Chok, comenzó a difundir su historia a través de las redes sociales y fue así que pronto logró recaudar el dinero suficiente para rescatar a Mee Chok de las garras de un futuro sombrío.

Hace seis años, Mee Chok llegó a BLES, a sólo 20 meses de edad, y menos de 24 horas después de su llegada, el bebé elefante ya había sido adoptad por la jefa del matriarcado del santuario, Pang Tong

La elefante hembra es la más grande de todas y también fue víctima de la negligencia y abuso en el pasado 🙁

Cuando llegó por primera vez a BLES, Pang Tong fue agresiva y desafiante, pero al final se dio cuenta de que estaba finalmente a salvo, rodeada del amor y el afecto que necesitaba 😀

Lom, otra hembra elefante se convirtió rápidamente en la hermana mayor de Mee Chok 🙂


Lom había sido rescatada de las calles, sobreviviendo a una dieta poco saludable de basura y bolsas de plástico. Pero ahora se le conoce como el alma de la familia BLES, con una personalidad sumamente alegre y contagiosa.

La ira de Mee Chok quedó en el pasado y gracias a la figura paterna de un elefante macho llamado Tong Jai, el pequeño ahora tiene otro ejemplo de amor a seguir 😉

 

El aspecto más emotivo de su improvisada familia es el hecho de que ninguno de ellos está relacionado por sangre, y sin embargo, se han vuelto inseparables 🙂

Una de sus actividades favoritas es pasar un montón de tiempo en el agua, ya sea para refrescarse o para chapotear en familia 😉

A pesar de las dificultades de su pasado, Meek Chok, Pang Tong y Lom han salido adelante y nos han demostrado que nunca es tarde para ser felices y amar incondicionalmente 😀

The Dodo

¡No olvides compartir esta emotiva historia con todos tus seres queridos y recuérdales que nunca es tarde para ser felices! 😉

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!