Millones de gatos están siendo testados AHORA MISMO en laboratorios, ¡Xander era uno de ellos!

Tan sólo el hecho de imaginar vivir en un laboratorio, encerrado en una diminuta jaula y expuesto a un sin fin de estudios y experimentos clínicos que atentan con nuestra vida, nos hace temblar del miedo. Entonces, ¿te imaginas lo terrible que es vivirlo en carne viva? Tristemente esta es la realidad de millones de animales al rededor del mundo. Tal vez hayas oído hablar de los laboratorios que experimentan con primates o ratones con fines científicos…

Pues puede resultar estremecedor saber que los gatos y los perros también son objeto de dicha práctica 🙁

Rachel Gruen recientemente adoptó a un gatito rescatado de uno de los tantos laboratorios que experimentan con mascotas en Estados Unidos


A pesar de que es una amante de los animales, Rachel admite que no sabía nada sobre el uso de gatos en los laboratorios de investigación, cuando adoptó a su amado gato negro. El adorable minino había sido nombrado Jax en su casa de acogida, pero Gruen le cambió el nombre por Xander, que de acuerdo a Rachel significa “defensor de todos”.

“Yo sabía que estaba destinado a ser el portavoz  de todos los animales sin voz y sin nombre que todavía están esperando en laboratorios de todo el mundo a ser liberados” 🙂


“Entiendo que algunas personas piensan que los animales deben ser utilizados para la investigación médica, pero no hay ninguna razón para probar cosméticos y productos de limpieza de uso doméstico en ellos”.

Los gatos no se suelen utilizar en las pruebas de cosméticos, sino más bien en los laboratorios médicos para el estudio de problemas de salud graves


De acuerdo con la página web de la Sociedad Nacional Anti-Vivisección (NAVS por sus siglas en inglés): “Los gatos son sujetos experimentales comunes en estudios neurológicos, como los estudios de lesiones de la médula espinal y en los estudios de trastornos de audición y de visión.

Se utilizan también en la investigación de la diabetes tipo II y de diversas enfermedades cardiovasculares


Así como de trastornos hematológicos y estudios inmunológicos. Debido a que los gatos pueden contraer el virus de la inmunodeficiencia felina y leucemia, son utilizados como modelos para el estudio del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y del cáncer de médula ósea”.

Algunos gatos en entornos de investigación han demostrado que sufren de depresión, miedo, agresividad hacia las personas e incluso auto-mutilación


Aunque el uso de gatos en los laboratorios médicos ha disminuido en los últimos años, muchos todavía están en los laboratorios en este preciso momento. “De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en 2013 se reportaron 21 mil 74 gatos utilizados en la investigación y mil 247 detenidos en laboratorios, pero que no se han utilizado aún.

Los animales para la investigación se obtienen a partir de dos tipos diferentes de fuentes: la Clase A y la Clase B


La Clase A representa a los distribuidores que crían animales especialmente para ser utilizados en laboratorios, mientras que la Clase B son los distribuidores que adquieren a los perros y gatos a partir de “fuentes al azar”, como mercados de pulgas y refugios para animales, y después los venden a instituciones de investigación para su uso en experimentos.

Tan sólo en Estados Unidos cientos de miles de gatos corren la mala suerte que vivió Xander y tristemente muy poco se hacer para ayudarlos

Esto es más difícil de lo que parece, y es por ello que debemos de poner todo lo que esté en nuestras manos para encontrar alternativas viables que pongan fin a esta terrible situación 

The Dodo

Mientras que los activistas hacen su admirable trabajo, tú puedes apoyar consumiendo artículos “cruelty free”, es decir que no son testados en animales y que por ende no ponen en riesgo sus vidas. 😀

¡No olvides compartir este interesante artículo con todos tus amigos y ayuda a crear conciencia! 😉

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!