La emotiva historia de Naki’o, el primer perro del mundo en obtener 4 patas ortopédicas

Esta increíble historia de superación tiene como protagonista a un encantador perro, se llama Naki’o, es la demostración de lo maravilloso que es tener a estos animales en nuestras vidas, pues los perros jamás se dejan vencer por la fatalidad.

Él ha contado con el amor incondicional de personas que le han ayudado a tener una vida plena y más feliz, se ha convertido en el primer perro en el mundo en tener prótesis biónicas en sus 4 extremidades, ¡Gracias a ellas ha podido hacer todo lo que tanto le gusta como correr y saltar!

Lo que marcó para siempre la vida de Naki’o fue una tragedia que aconteció cuando apenas era un cachorro, él y sus hermanos fueron encontrados abandonados en una casa en la que se ejecutó una hipoteca en Nebraska, Estados Unidos.

Era época de invierno, estaban soportando frío y hambre, lamentablemente fue demasiado tarde para su madre que ya había fallecido cuando fueron rescatados. Los cachorros lograron sobrevivir y estaban fuera de peligro, excepto Naki’o, que quedó atrapado en un charco de agua congelada en el sótano de la vivienda, su situación era delicada y de mal pronóstico.

Haber permanecido tanto tiempo en el hielo le causó graves lesiones con secuelas devastadoras. A pesar de los esfuerzos, los médicos no pudieron resarcir el daño que tenía en sus cuatro patas que tuvieron que ser amputadas en distintas partes, también perdió la mitad de su cola, parte de la nariz y de su oreja derecha. ¡Qué gran sufrimiento para un pequeño ser que está comenzando a vivir!.

El departamento de Control de animales entregó a Naki’o y sus hermanos al grupo de rescate “A Puppy’s Voice”, en Fort Collins, Colorado (Estados Unidos). Allí recibieron los cuidados necesarios, todos fueron tratados por desnutrición y sarna.

Afortunadamente cada uno encontró una familia amorosa, incluso para el pequeño Naki’o apareció un ángel que se conmovió profundamente con su condición y se propuso borrar el futuro sombrío de este dulce perrito al darle la oportunidad de ofrecerle un hogar para siempre.

La persona que se enamoró al instante de este chico se llama Christie Pace, técnico veterinario, cuando el destino los unió llevaba nueve años de experiencia en su labor, supo de su existencia mientras navegaba en la página Web de PetFinder.

“No estaba segura de qué tipo de perro buscaba en ese momento, no tenía en mente uno con necesidades especiales, pero siempre me latió el corazón por estos animales”, en cuanto vio la imagen de Naki’o y leyó su historia, su corazón se rompió, “Sabía que podía darle un hogar maravilloso y simplemente amarlo por lo que es”, dijo Christie.

Ella estaba familiarizada con los perros que necesitan un poco de atención y cuidado, por eso confiaba en tener las habilidades y conocimientos que le permitirían ser capaz de cuidarlo adecuadamente.

No espero más e hizo una cita para ir a conocerlo, después de ver lo feliz que se puso y que era el cachorro más increíble y cariñoso, terminó por llevárselo a casa ese mismo día. ¡Fue amor a primera vista!

Cuando Christie y su marido adoptaron a este pequeño al que llamaron Naki’o, pesaba solo 4 libras (casi dos kilos), por lo que era lo suficientemente ligero para desplazarse sin demasiada dificultad ni molestia, lograba caminar sosteniéndose bien sobre sus muñones, a las ocho semanas se movía arrastrándose por el suelo.

A medida que fue creciendo y ganó peso comenzó a enfrentar problemas, incluso luego de una exitosa cirugía para ayudarlo con su situación. Caminar le causaba mucho dolor, las superficies duras eran todo un desafío, con el paso del tiempo le fue imposible movilizarse por sí mismo.

“Lo llevé a trabajar conmigo todos los días y con regularidad le hacía estudios con radiografías en sus piernas para para ver cómo se estaban desarrollando”, ya que no estaban exactamente seguros de lo que podría hacerle falta en el futuro, mientras tanto Christie adaptó un carrito para llevarlo a todas partes.

“Me sentí tan mal por él cuando su estado empeoró, no podía ser un perro normal, no podía llevar la vida que quería”, dijo Christie. Sabía que iba a necesitar ayuda para recuperar su movilidad y por fortuna el destino intervino, “Tenía un cliente en la clínica veterinaria que estaba usando un soporte para la rodilla conocido como OrthoPets Brace”, así que averiguó más sobre la compañía OrthoPets, de Denver.

Fundada por Martín Kaufmann, quien junto a su esposa Amy, comenzaron a adaptar la tecnología utilizada en los humanos para crear dispositivos ortopédicos para animales. Fue así que Christie al ver que hacían extremidades protésicas para perros, hizo una cita para él y encontró que podían ayudarlo.

“A pesar de que cojeaba, todavía estaba tratando de disfrutar la vida, tiene una gran personalidad”, comentó Martin.

Con la buena noticia, Christie enseguida puso en marcha una campaña que le permitiera recaudar fondos para Naki’o contando con la ayuda del personal de la clínica veterinaria.

Lograron obtener el dinero para costear la prótesis para su pata más afectada, sin embargo, esto no era suficiente, ya que le dijeron que necesitaría una prótesis en cada una de sus extremidades para que pudiera tener una mejor calidad de vida y evitar futuros problemas, por lo que generosamente OrthoPets asumió el costo y donó las tres prótesis que le faltaban.

Naki’o en ese momento fue el primer perro en el mundo en ser equipado con prótesis en sus cuatro extremidades. No estaban seguros si le iba a ir bien, “Parecía un ciervo bebé intentando ponerse de pie y caminando por primera vez”, dijo Christie, pero una vez que caminó, todo lo que quería hacer era ir a jugar y perseguir la pelota. ¡Es increíble!

“Se dio cuenta de que podía ir donde quisiera, así que tuvo su primer paseo por la calle, estaba tan emocionado y corrió tan rápido que llegó a romper las bisagras de sus prótesis delanteras al tomar una curva cerrada”.

Con sus prótesis Nakio es como cualquier otro perro, gracias al apoyo de muchas personas de buen corazón que se interesaron por él tiene ahora una nueva oportunidad en la vida. Se fueron ajustando con el transcurso del tiempo, actualmente tiene las que llevará por el resto de su vida con su activo estilo y lleno de entusiasmo.

Es el perro más feliz que puedes conocer. No permite que su discapacidad lo defina. ¡Si quiere algo, encuentra la forma de hacerlo! Siempre está sonriendo, es tan reconfortante para mí y para otros”, aseguró Christie.

Inspirada en el espíritu inquebrantable de su perro viendo que había tantos animales con discapacidad y que no podía adoptarlos a todos, pensó en una opción que le permitiera hacer lo posible por ayudarlos y fundó en su honor una organización de rescate sin fines de lucro,  “Nakio’s Underdog Rescue“.

El objetivo de esta organización es “Educar a la comunidad sobre animales discapacitados y mostrar que estos animales pueden vivir vidas maravillosas, simplemente de una manera diferente”, compartió Christie.

Además de Naki’o, la familia de Christie creció y tiene tres perros ciegos y uno que camina en silla de ruedas, todos disfrutan de la atención que reciben.

Christie es la autora de un libro para niños llamado “Stubby y sus botas mágicas”, ella y Naki’o visitan escuelas para leer el libro y transmitir su mensaje acerca del amor incondicional y aceptación de los que son diferentes.

También promueve un rally anual donde estos increíbles animales sorprenden a muchos al demostrar lo que pueden hacer a pesar de sus limitaciones. “Ellos no sienten lástima de sí mismos”.

¡Para los peludos no hay límites cuando de vivir al máximo se trata, a pesar de las adversidades sacan siempre lo mejor de sí mismos!, han ayudado a muchos a salir de la depresión, “Ha sido realmente increíble ver cuántas vidas él ha inspirado”, dijo. Puedes seguir a Naki’o y sus aventuras en su cuenta de Instagram.

Este perro es un ejemplo extraordinario de las cualidades innatas que poseen los animales para explotar su máximo potencial al ajustarse a cualquier situación que la vida les presente, sin importar que tan adversa sea, siempre van a tratar de levantarse y salir adelante y esperar lo mejor cada día.

Por suerte este perrito encontró una persona de buen corazón que lo ama y sabe que todos los perros con alguna discapacidad merecen una oportunidad, que lejos de ser una carga, son una bendición y alegría. ¡Comparte tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!