Ella nació sin poder escuchar, y le enseña a su perrito el lenguaje de señas ¡Hermosa historia!

Es increíble el vínculo afectivo que puede crearse entre un niño y un perro. La sensibilidad de los niños y el amor incondicional de los caninos hacia los humanos no tiene límites… Evidentemente ambas cosas juntas dan un resultado maravilloso y enriquecedor. La historia de Walter y Julia merece ser conocida.

Tanto el perrito como la niña son sordos de nacimiento y han aprendido juntos un lenguaje de signos que les funciona para comunicarse.

nina-sorda-perro1

Pasadena Humane Society es el lugar que acogió a Walter cuando estaba cachorrillo, la mamá de Julia vio al chico en Facebook y supo de inmediato que sería el amigo perfecto para su adorada niña.

nina-sorda-perro3

¡Su mamá tenía toda la razón! Ahora llevan algunos meses viviendo juntos y son inseparables. Julia le está enseñando el lenguaje de signos

nina-sorda-perro4

¡Qué afortunados son los dos de haberse encontrado! 

nina-sorda-perro2

YouTube

Miren el video, es muy enternecedor:

Te invito a compartir con tus amigos esta conmovedora historia.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!