Muere a los 39 años Chantek, el primer orangután que aprendió el lenguaje de señas

Chantek era el nombre del orangután que se convirtió en uno de los primeros monos en aprender el lenguaje de señas. El pasado 7 de agosto en el Zoológico de Atlanta, Georgia, murió a los 39 años de edad.

Chantek nació en el Centro de Investigación Nacional de Primates Yerkes en Georgia; pero es en Chattanooga, al sur de Tennessee, el lugar dónde es más reconocido porque Chantek estuvo ahí buena parte de su vida.

Este orangután fue extremadamente popular gracias a los nueve años que convivió junto a la antropóloga Lyn Miles, perteneciente de la Universidad de Tennessee y allí el pequeño Chantek aprendió a limpiar su habitación, crear y usar herramientas y memorizar la ruta de un restaurante de comida rápida. Pero, sin duda, lo más impresionante fue que se convirtió en el primer orangután en utilizar el lenguaje de señas americano para comunicarse.

El Zoológico de Atlanta dijo que el orangután usaba con frecuencia el lenguaje de señas para comunicarse con los cuidadores, pero “era tímido con individuos que no conocía por lo que a menudo escogía formas de comunicación más típicas de los orangutanes, como vocalizaciones y gestos con las manos”.

Un orangután es considerado anciano a los 35 años y Chantek sobrepasaba los 39 años, auún así, los médicos del Zoológico de Atlanta, lugar dónde ha vivido estos últimos años, no han publicado la causa de su muerte. Hasta el momento se conoce que sus visitas rutinarias al veterinario antes de su deceso se debían a una enfermedad cardíaca degenerativa para la que estaba recibiendo tratamiento. Además, el listo Chantek también era uno de los orangutanes macho con mayor edad en todos los zoos de América del Norte.

Después de su muerte, las autoridades del centro recordaron su encantadora personalidad y se mostraron realmente afectados por la pérdida, dicen que lo extrañarán profundamente.

Tenía una personalidad tan única y encantadora. Y tenía formas especiales de relacionarse y comunicarse con aquellos que lo conocían mejor. Ha sido un privilegio tenerlo con nosotros durante los últimos 20 años”, dijo Hayley Murphy, vicepresidenta de las divisiones de animales del zoológico.

BBC

La vida que Chantek llevó en Tennessee fue filmada en vídeo y después se convirtió en un documental titulado: “El mono que fue a la universidad”, el cual fue publicado y proyectado en el 2014.

Lamentamos la muerte del simpático Chantek, y esperamos que en adelante este tipo de animales ya no tengan que estar en cautiverio, respetando su entorno natural.

¡Comparte esta lamentable noticia con tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!