Para estos osos la mejor solución contra el brutal maltrato que reciben es acabar con su vida

Estos osos sufren una verdadera pesadilla, y tenemos que alzar la voz para ayudarlos a sobrevivir del terrible maltrato al que son sometidos.

Se ha creado una petición para detener la tortura de más de 12.000 osos luna que están presos en granjas clandestinas en China y Vietnam, donde les perforan el vientre hasta la vesícula para extraerles la bilis, la cual es vendida como medicina contra el cáncer. Puedes firmar la petición aquí.

ADVERTENCIA: LAS IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR

Después son encerrados durante años para poder extraer de ellos su bilis de manera constante, hasta que ellos no pueden más. Esto ha llevado a muchos de ellos al suicidio, es increíble que un animal sea capaz de llegar a ese extremo pero esta sucediendo debido al dolor con el que viven.

Layla fue una de ellos, decidió adelantar su final y la de su hijo, al cual ya empezaban a extraer su bilis aún siendo muy pequeño. Primero estranguló a su hijo y luego ella se golpeo la cabeza contra los barrotes de su jaula hasta perder la vida.

La última extracción que tuvo Layla en agosto del 2011 la llevaron al desvarío en medio de espasmos atroces. Los que hacen esto no tienen el mínimo cuidado con ellos, los drogan y los pinchan con agujas sin esterilizar de hasta 10 centímetros, hasta que obtienen todo el líquido.

La demanda de esta bilis proviene sobre todo de Japón, Corea, Malasia y Singapur, Indonesia y EEUU. También de Australia y Canadá. En Vietnam, para los compradores locales, la bilis se vende a cinco dólares el centímetro cúbico (media ampolla), mientras que a los turistas se le pide 30 por la misma cantidad.

Hay quienes prefieren comprar el animal vivo, especialmente plantígrados pequeños, sacrificarlo y quedarse con vesícula biliar entera para uso propio. Pagan por ello 2.000 o 2.500 dólares. El riesgo para los traficantes suele ser mínimo. La mayoría de las veces la Policía les deja libres a cambio de una mordida o una multa.

A partir de esto se ha creado una petición para que se detenga la venta de la bilis de oso. La asociación Animals Asia, se ha encargado de rescatar a muchos de estos osos, son resguardados en santuarios para osos.

Sin embargo no ha sido posible rescatarlos a todos o las condiciones en las que se encuentran son tan malas que no alcanzan a sobrevivir por mucho tiempo. Los años de encarcelamiento van consumiendo poco a poco sus músculos, además de crear una desconfianza extrema hacia las personas.

Parte de la piel de los osos se les cae por el roce con los barrotes. Sus dientes se desgastan de tanto morder las barras, muchos de ellos terminan golpeándose el estomago para suicidarse.

Esta situación es muy lamentable, pensar que un animal sea capaz de suicidarse,es desgarrador. El dolor y las condiciones que padecen son horrendas y ellos prefieren acabar con su vida para dejar por fin tanto sufrimiento.

Ayuda firmando la petición y COMPARTE esta nota para que más personas colaboren con esta noble causa.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!