¡QUÉ INJUSTICIA! Un parque acuático enviará 12 delfines en cautiverio AL DESIERTO DE ARIZONA

Hace algunos días estábamos celebrando la excelente noticia de que el Acuario Nacional de Baltimore anunció sobre el envío de sus delfines cautivos hacia un santuario a la orilla del mar. Sin embargo, Arizona está dando un gran paso hacia atrás con la construcción del acuario Dolphinaris Arizona, un parque de ocio que contará con 12 delfines cautivos en “experiencias interactivas”, como el nado con delfines (NCD).

Pienso que será una pesadilla para los delfines” comenta Courtney Vail, directora de campañas y programas para la conservación de los delfines y las ballenas (WDC por sus siglas en inglés).

“Pueden climatizarlo e incluso los tanques puede que sean adaptados para permitir que estos delfines sobrevivan, pero eso no quiere decir que vayan a prosperar”

Dolphinaris es una empresa con sede en México la cual cuenta con cinco ubicaciones. La instalación de Arizona será la primera en los Estados Unidos. Se abrirá al lado del acuario ODYSEA, también en construcción, en la comunidad india Pima-Maricopa del río Salt en Scottsdale a finales de este verano, independientemente de la creciente oposición pública a lugares de este tipo. De acuerdo al sitio web de Dolphinaris, el parque ofrecerá “una oportunidad para que los visitantes interactúen con delfines, aprendan sobre esta asombrosa especie y sean parte de los esfuerzos de conservación de los océanos”.

Pero los grupos de bienestar animal y el público consciente no creen para nada que estas declaraciones sean ciertas


El mes pasado más de 200 personas se reunieron en una protesta contra Dolphinaris, que fue organizada por la organización de conservación Empty the Tanks. Uno de los manifestantes fue Anna Kiley, una antigua entrenadora de delfines en el SeaWorld de San Diego. “Estoy horrorizada de que Dolphinaris esté trayendo delfines a Arizona, nuestro clima es extremo, con temperaturas extremadamente calientes en verano y temperaturas bajo cero en invierno, con la contaminación de la autopista, las tormentas de arena y polvo, el aire seco, entre otras”, expresó Anna. Por su parte, Gris Stafford, director general de Dolphinaris, rechazó hacer comentarios.

Aunque la instalación regulara la temperatura del agua en las piscinas de delfines, no está claro si se tienen planes para proporcionar sombra y protección adecuada contra la dañina radiación UV


Las ballenas y los delfines salvajes pasan mucho tiempo buceando, lo que los protege del sol. Los cetáceos cautivos a menudo no pueden escapar de la radiación UV en sus pequeñas piscinas. Ejemplo de ello son las orcas en el SeaWorld, que presentan quemaduras graves a causa del sol.

El ambiente desértico representa a su vez otros graves riesgos para los delfines, incluyendo infecciones respiratorias debido al polvo excesivo


Además de la llamada “fiebre del valle” que puede ser contraída por los mamíferos marinos, así como por los seres humanos y otros animales. Y a esto sumarle los problemas habituales del cautiverio. Todo ello hace que el estrés y el desarrollo de comportamientos anormales se incrementen, aumentando a su vez la agresión hacia otros delfines, lo que pone al filo del peligro la vida de estos hermosos seres.

Estas son las condiciones del parque en construcción


Igualmente los programas de nado con delfines incrementan la ansiedad de estos animales. Los delfines a menudo se tornan más agitados cuando hay seres humanos junto a ellos en el agua y pueden conducir a comportamientos agresivos. Estos programas han dado lugar a numerosos casos de lesiones de personas que van desde raspaduras hasta huesos rotos.

Lamentablemente no ha habido informes oficiales sobre los accidentes ocurridos con delfines en cautiverio o entre los delfines y los humanos.


Pero ha habido incidentes graves que incluyen delfines que chocan y mueren en programas interactivos, delfines que saltan fuera de las piscinas y otros muertos a causa de la ingestión de objetos extraños de acuerdo a varios informes de prensa y a los informes de inventario federal de Mamíferos Marinos. Hasta el pasado 20 de abril se contabilizaron cerca de 622 ballenas y delfines cautivos en los EE.UU. y en Canadá, de acuerdo con la base de datos Ceta-Base. De ellos, 480 son delfines nariz de botella.

Este pequeño delfín parece tener heridas abiertas, resultado probable de choques o agresiones a causa del estrés

Esta condición es sumamente común en los cetáceos en cautiverio

La apertura del Dolphinaris en Arizona se presenta en un momento en el que instituciones similares están tratando de reducir este número ¡no aumentarlo! 🙁

Pero nada de esto parece importarle a Dolphinaris y a sus asociados, que parecen decididos a seguir adelante con sus planes para el programa interactivo, el cual para muchos representa una decisión totalmente regresiva.

Este delfín cautivo a sus sólo 7 años de edad ya sufre viruela en la piel, una condición comúnmente relacionada con el estrés

Estos delfines presentan heridas en sus aletas provocadas por posibles ataques entre ellos mismos

Y es que la cautividad de estas magníficas criaturas es resultado de nuestro deseo egoísta de estar cerca de ellas sin importarnos poner en riego sus vidas o las nuestras

The Dodo

El público muchas veces olvida lo que hay detrás de este tipo de espectáculos y no son capaces de ver el sufrimiento, las infecciones o las lesiones de las que estos animales son víctimas. Es por eso que es importante alzar la voz y compartir la verdadera historia detrás de esta mortal cortina de humo.

¡Por favor, comparte esta dolorosa historia con todos tus amigos y ayuda a crear conciencia para hacer justicia por estos maravillosos seres!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!