En zoológicos de Indonesia encadenan las patas de los elefantes para que no puedan caminar

¡Qué tristeza! Realmente es muy injusto que los animales tengan que padecer el dolor de vivir en cautiverio, son condiciones deplorables para unos animales que merecen disfrutar de plena libertad y vivir en su espacio natural. Es una crueldad que no tiene palabras para definirla.

En Indonesia, en los zoológicos de Surabaya y Ragunan Zoo, los elefantes están detenidos con cadenas que les impiden tener movilidad alguna. En una reciente visita, fueron tomadas impactantes fotografías. Por favor, firma esta petición de Change.org para que cierren el zoo de Surabaya

elefante-cautivo2

Por ejemplo, el elefante hembra del zoológico de Ragunan en Yakarta, fue encadenado por las patas traseras y delanteras y le impiden caminar. El miembro de una organización defensora de los derechos de los animales que lo denunció, pidió proteger su identidad debido a la sensibilidad y la polémica del tema de la protección de animales en Indonesia.

En ese país siempre se han hecho muchas críticas sobre sus normas de bienestar animal, especialmente las del zoológico de Surabaya, que se conoce como “El Zoo de la muerte”.

elefante-cautivo3

En ambos zoológicos, los elefantes permanecen en una actitud temerosa y de angustia. Sus patas delanteras están atadas juntas. El visitante comentó que ha visitado muchos parques zoológicos en todo el mundo, donde lamentablemente encadenan a los elefantes pero de esta forma nunca lo había visto.

Ellos solamente pueden dar pequeños saltos o cojear para tener algún tipo de movimiento, pero ni siquiera a una distancia muy corta es posible que se muevan hacia delante o hacia atrás.

elefante-cautivo1

Los elefantes machos del zoológico de Surabaya estaban en grave peligro. El cautiverio que sufren es fatal y demasiado cruel. Los cautivos elefantes se balanceaban hacia delante y hacia atrás constantemente con ansiedad.

¿Qué opinan los conservacionistas respecto a estos zoológicos?

La Red de Ayuda a los Animales Yakarta, (JAAN) de Indonesia visitó por primera vez el Zoológico de Ragunan hace 20 años y se sorprendió de ver el sufrimiento de los animales, tanto que decidió volver a Indonesia para contribuir de alguna forma por el bienestar de los animales.

elefante-cautivo6

Comenta una colaboradora de JAAN que en su primera visita encontraron un orangután adulto del que no podía olvidar su nombre. Se llamaba Jhonny y vivía dentro de una pequeña jaula oscura, no podía ni siquiera ver la luz del Sol. Para su sorpresa supo que 20 años después Jhonny seguía viviendo dentro de la misma jaula.

La tigresa Melani fue rescatada del zoológico de Surabaya gracias a una investigación realizada por asociaciones de Australia  y la llevaron a otro parque, pero a pesar de los esfuerzos y de la atención que recibió, lamentablemente falleció. Desde el año 2002 han muerto 23 orangutanes en el interior de ese infierno de zoológico.

elefante-cautivo7

El equipo de rescate se ha esforzado para mejorar las condiciones de vida de los animales, han tenido reiteradas discusiones acerca de la necesidad de mejorar los espacios, pero reincide la misma respuesta: dicen que las cosas van a mejorar pronto, pero no ven los resultados.

Desde el año 2013, JAAN no ha tenido acceso para contribuir en la mejora de la calidad de vida de los animales que viven en el zoológico. No existen cuidados para el bienestar de los animales en los parques de Indonesia, la organización que existe es solo con fines lucrativos y es por eso que las condiciones en las que viven los animales son deplorables. A duras penas tienen agua para beber y ese infierno no acaba nunca.

elefante-cautivo4

The Dodo

A pesar de las solicitudes realizadas para debatir con ellos, ambos zoológicos, Ragunan y Surabaya, no han emitido respuesta alguna y siguen con su tortura. Esos lugares, que ofrecen diversión para adultos y niños y que son un espacio que hace posible que podamos conocer a especies que normalmente no vemos, tiene que preservarlos en un contexto lo más parecido posible a su hábitat, con cuidados incluso especiales porque están adaptándose a otro lugar, con alimentos adecuados, espacio y libertad. Desde sus necesidades físicas hasta las afectivas deben estar plenamente satisfechas.

No debería ser posible que el principio de sus administradores sea solo financiero y pasen por alto lo más importante, que es preservar y cuidar a los seres vivos que están allí, no cabe ofrecer alegría y diversión y que detrás los animales estén en condiciones tristes y de sufrimiento.

Puedes conocer más acerca de JAAN y colaborar para ayudar a esos pobres animales que están viviendo su peor pesadilla.

¡Esta información no debe pasar desapercibida, compártela con todo el mundo!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!