¿Conoces el peligro de una oruga procesionaria para tu perro? Es MUY IMPORTANTE que lo sepas

Hay una época del año, principalmente en los meses de marzo y abril, donde comienza a subir la temperatura. Es frecuente que nuestros perros puedan encontrar el sueño donde haya pinos o cedros, que es donde habitan las orugas procesionarias.

Este tipo de oruga es sensible al frío y la humedad, vive en bosques de pinos y cedros pero también pueden ser comunes en zonas lluviosas o por encima de los 150 metros de altitud.

oruga-procesionaria-peligro-para-perros

Es muy fácil de reconocerlas por su apariencia y su cabeza. Además su piel es de color negro y sus laterales son de color gris. En el dorso tiene pelos rojizos denominados tricomas que están llenos de histamina, una sustancia tóxica para protegerlas de sus depredadores. Solo basta olfatearla o tocarla para sufrir reacciones alérgicas muy graves.

Durante el invierno las larvas permanecen en su nido todo el día y salen por la noche para alimentarse de las hojas del pino donde viven, exceptuando las noches muy frías en las que también se alimentan durante el día. El ciclo biológico de la oruga comienza a finales de verano y dura todo el año.

oruga-procesionaria-peligro-para-perros2

Pero cuando termina el invierno ellas se dirigen, en forma de procesión, a buscar un lugar donde puedan enterrarse y tejer su capullo del que a finales de verano saldrá una mariposa. Este tipo de oruga puede ser perjudicial para nosotros y para nuestros perros, son tratadas como una plaga en los pinares de la zona mediterránea.

¿Cuáles son las consecuencias de tener contacto con una oruga procesionaria?

Al tener contacto con ella se produce hipersalivación, inflamación de la lengua, adquiere una coloración muy roja o morada, aparecen ampollas con líquido y úlceras que incluso pueden causar pérdida de la lengua. También pueden causar inflamación de la cara, necrosis, urticaria e incluso la muerte en caso de ser ingerida. También pueden provocar lesiones oculares graves.

oruga-procesionaria-peligro-para-perros3

Frenchiemania y Veteralia

Debemos tener mucho cuidado, sobre todo si se trata de cachorros que por su curiosidad querrán comer cualquier cosa que encuentren en su camino mientras exploran en el parque.

¿Qué hacer si un perro lame, come u olfatea una de estas orugas?

Lo más recomendable es acudir de inmediato al veterinario, pueden presentar vómitos y es probable que expulsen restos de la oruga en caso de ingestión. Debes estar muy alerta. El médico veterinario le administrará una serie de corticoides y antihistamínicos por vía intravenosa para poder disminuir la gravedad de las lesiones.

¡No dejes de compartir esta importante información con tus amigos!

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!