Una perrita estaba abandonada sufriendo maltratos hasta que una vecina no pudo soportarlo más

A Ariel Van Pelt siempre le llamó la atención el perro del vecino porque parecía que nunca abandonaba el jardín y a veces la escuchaba ladrar, pero nunca o veía. Por eso un día decidió preguntarle a su vecino.

“¿La quieres?” le dijo inmediatamente el vecino “o voy a dejarla en el parque o la voy a llevar a un refugio” le contestó. Según le contó su hijo la compró en un criadero cuando era una cachorra pero la dejó en la casa de su madre y desde entonces, hace dos años, la perra vive en el jardín, pero nadie de la casa le presta atención.

Ariel la miró y entendió el estado de abandono en la que estaba sumida la pobre perra, la que llevaba el nombre de Daisy.

La perra tenía sarna sarcóptica una enfermedad de la piel sumamente dolorosa, causada por ácaros que se colocan bajo la piel y comienzan a comerla.

Entonces se decidió, la perra necesitaba atención médica y la llevaría al veterinario, pero primero necesitaba sacarla del jardín, ya que ni siquiera tenía una correa y es muy difícil generar un contacto con animales que han estado tanto tiempo abandonados y que no confían en las personas.

Así estaba Daisy cuando la vio por primera vez Ariel, en su lomo puede verse la sarna.

Perra-abandonada-sarna 1

Era muy tranquila pero se notaba en sus ojos el miedo y la desconfianza.

Perra-abandonada-sarna 2

Tras un primer baño las cosas fueron mejorando.Perra-abandonada-sarna 3

Las heridas en su pelaje fueron provocadas por la sarna.Perra-abandonada-sarna 4

Casi no tenía pelo y en breve hubiera empezado a verse aún peor.Perra-abandonada-sarna 5

Además la sarna sarcóptica es altamente contagiosa, por lo que Daisy era prácticamente intocable. De hecho cuando Ariel tocaba a Daisy, tenía que usar una especie de versión de traje para aislarse, con mangas largas y pantalones.

Pero esto no amedrentó las ganas de salvar a la perra, que tenía que estar aislada e internada. Durante dos meses Ariel vio como lentamente la perra mejoraba, junto con sus amigos la visitaba cada sábado, asegurándose que la perra supiera que no estaba sola, a pesar de su aislamiento.

Poco a poco la perra tenía más confianza en los humanos y disfrutaba de la compañía.

Perra-abandonada-sarna 6

Daisy en camino a su familia adoptiva, lista para terminar su recuperación.

Perra-abandonada-sarna 7

Cuando encontraron una familia transitoria para Daisy, ya estaba absolutamente curada y era la hermosa perra que debía ser, pero…. la cuenta de la veterinaria que debía Ariel superaba ¡los 3.000 dólares!

“A pesar de todas las cosas que le pasaron, es la más amorosa y dulce de todas” aseguraba feliz Ariel luego de su recuperación y cuando ya estaba en un hogar transitorio.

Ahora es más fácil que una familia adopte a Daisy, incluso la familia que la tiene en custodia se está encariñando con ella.

La cara de Daisy demuestra lo feliz que está tras su recuperación.

Perra-abandonada-sarna 8

Daisy ahora tiene la oportunidad de tener una familia que la cuide. Perra-abandonada-sarna 9

Hoy, ya recuperada gracias a la ayuda de Ariel, esta hermosa perra tiene un futuro.Perra-abandonada-sarna 10

Ariel Van Pelt

Pero su familia adoptiva en Los Angeles (Estados Unidos) no puede tener a Daisy por mucho tiempo y necesita que alguien la cuide pronto. Considerando lo rápido que se ha recuperado es posible que encuentre pronto una familia.

Hasta ahora su vida ha sido muy complicada. Primero tuvo que salir de la casa en donde la maltrataban, luego de su enfermedad. Ahora está saliendo de la armadura que tuvo que crear para protegerse.

Este es uno de los videos en donde se ve la felicidad de la perra:

Todo gracias a Ariel, que se preocupó por ella y supo ayudarla. Ahora espera por alguien que la cuide y sepa apreciarla.

Si puedes ayudar a encontrar un hogar para Daisy puedes escribirle a Ariel al mail vanpeltariel@gmail.com. También puedes hacerlo contribuyendo para su tratamiento ingresando en este link. Puedes ver su progreso en esta página de Facebook.

¡Comparte la historia de Daisy!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!