Esta perrita está muy segura de que es la madre de una gatita y la protege sin descanso

Cuando Macy Thorne y su marido decidieron adoptar una mascota, eligieron una perrita a la que le pusieron Opal, pero no estaban seguros de que se pudiera llevar bien con otros animales, hasta que una pequeña gatita llamada Roxxy entró en sus vidas.

Opal vivía en un refugio hasta que a mediados de septiembre la adoptaron, primero la tuvieron en tránsito hasta que, a las pocas semanas, decidieron darle un hogar definitivo. La perrita tiene alrededor de 6 años y ama tanto a su nuevo hogar como a sus nuevos padres.

Esta es Opal, feliz de vivir con Macy y su marido.

opal-roxxy-perra-madre-gatita-01

Le encanta ser acariciada. Cuando dejas de hacerlo, te toca con sus patas y pone la cabeza en tu mano” cuenta Macy, que está feliz con la perrita en el hogar, y por eso decidieron adoptar un nuevo integrante.

La pareja no sabía cómo iba a reaccionar la perrita, pero tuvieron la oportunidad con una gatita de seis semanas llamada Roxxy, a la cual cuidaban por unas semanas a pedido de un familiar.

“No estábamos muy seguros de cómo iba a reaccionar Opal a la gatita. No teníamos idea del pasado de Opal antes de que llegara al refugio y no podíamos saber si iba a estar cómoda con gatos” cuenta Macy.

Pero cuando llegó Roxxy, Opal estaba tan entusiasmada de recibirla en su casa, que no notó que era un gato, a pesar de los maullidos de la pequeña. Desde entonces, la perrita no ha podido apartarse de la gatita.

Opal inmediatamente quiso estar junto a la pequeña gatita.

opal-roxxy-perra-madre-gatita-02

La perra no sólo se comportó de forma excelente, sino que además asumió la responsabilidad de cuidar a Roxxy.

opal-roxxy-perra-madre-gatita-03

Opal se enamoró de Roxxy desde el primer momento en que la vio. Inmediatamente se encendió el modo Mamá. La limpiaba, la alzaba y seguía a Roxxy a todos lados”. La pequeña gatita no había conocido nunca a un perro y al principio no estaba segura de lo que sucedía, pero Opal rápidamente ganó su confianza, amor y atención.

Donde está Roxxy, está Opal. La perrita se niega a que la pequeña se vaya de su alcance y la trata como si fuera su bebé.

La pequeña gata y la perrita congeniaron inmediatamente.

opal-roxxy-perra-madre-gatita-04

Donde quiera que esté Opal, está Roxxy.opal-roxxy-perra-madre-gatita-06

Macy Thorne

A pesar de que Roxxy no vivirá con Opal para siempre, las dos se han hecho amigas para toda la vida y Macy y su marido comprendieron que la perrita puede llevarse muy bien con otros animales. Opal es la más feliz del mundo cuando Roxxy está cerca, y seguramente será la mejor hermana mayor que pueda existir.

¡Qué tierna historia! ¡Compártela con tus amigos y conocidos!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!