Conoce a Evan, prueba viviente de que los caninos pueden rehabilitarse de las peleas de perros

Imagínate cientos de caninos, encadenados a barriles de plástico o chozas de madera, viviendo en un espacio de menos de un metro de circunferencia, desgastado por la constante caminata en círculos de estos perros, teniendo como única finalidad las luchas ilegales.

Por desgracia, el escenario anterior era real. En Alabama, Mississippi y Georgia, los perros utilizados para las peleas ilegales se encuentran rodeados de los cadáveres de otros caninos que ya no son útiles para sus propietarios. Sufren de parásitos internos, deficiencias vitamínicas y minerales, y varias lesiones como consecuencia de las inclemencias del tiempo y su continua explotación las 24 horas del día, de acuerdo con la The Humane Society (HSUS por sus siglas en inglés).

El Departamento de Policía de Alabama comenzó una investigación que se extendió por tres años y que requirió la participación de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y del FBI


Estos organismos se unieron a la HSUS y la Sociedad Americana para la Prevención de Crueldad Animal (ASPCA por sus siglas en inglés) para finalmente, el 23 de agosto de 2013, recatar a cientos de perros de estas terribles condiciones.

El caso se dio a conocer como “El 367”, el cual resultó ser la segunda mayor operación de peleas de perros en la historia de los Estados Unidos 🙁


Después de su rescate, los 367 caninos fueron llevados a albergues operados por la HSUS y la ASPCA, donde comenzaron su rehabilitación. Durante los siguientes dos años, recibieron atención médica, alimentación adecuada, vivienda y la intervención de terapistas para ayudarles a superar el trauma de su abuso prolongado.

Evan es uno de los 367 perros que ha luchado por una nueva vida


Lamentablemente su salud no estaba del todo bien, su boca estaba llena de dientes infectados y también sufría de alergias en la piel. Desde que fue rescatado, Evan tuvo que despedirse de sus dientes para con ello mejorar su calidad de vida.

Sus alergias ahora están controladas gracias a una dieta especial, medicamentos y baños regulares


Cuando Evan fue finalmente liberado por los tribunales, fue acogido por la Asociación Twin Cities Pet Rescue y adoptado por primera vez por Mandy y Kevin Malecek. Sin embargo, después de conocer a Evan un par de veces, Heather y Charlie Stephenson se ofrecieron a hacerse cargo de las tareas de crianza con Evan en su casa, mientras que los Maleceks se mudaban.

Ahora Evan pasa su tiempo entre la casa de los Stephenson y la de los Maleceks 😉

Ambas familias acordaron compartir la custodia y demostrarle al adorable pitbull que nunca es tarde para encontrar un nuevo hogar, o en su caso dos. 😉

Los Stephenson adoptaron a otra pitbull llamada Ivy el invierno pasado y Evan fue el primero en integrarse con ella 😀

“Evan es la prueba viviente de que los perros de lucha pueden y deben tener la oportunidad de rehabilitarse”, añadió Charlie 🙂

The Dodo

Han sido casi tres años desde aquel rescate, cuando Evan y tantos otros obtuvieron su libertad. Pese a que todavía se asusta con facilidad o se pone nervioso en determinados lugares, les ha demostrado a sus nuevas familias que ama su nueva vida y que ha dejado atrás su tormentoso pasado. ¡Bien hecho Evan!

¡Recuerda compartir esta adorable historia con tus amigos y  di NO a la violencia y el maltrato animal!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!