A esta perrita le esperaba lo peor, pero un ángel cambió su destino y así se lo agradece

Su nombre es Peanut, es una preciosa perrita de un año de edad que estuvo 12 días en un refugio donde su destino era morir sacrificada si nadie la adoptaba. Le esperaba lo peor, lamentablemente todo acabaría en medio del dolor y sin disfrutar del amor ni calidez de un hogar.

peanut-perra-rescatada-lluvia-de-besos-3

Pero de pronto, todo cambió cuando su ángel guardián apareció para adoptarla. Eric Fox se encargaría de darle la atención y el amor que ella merece. La gratitud de Peanut, como la de todos los peludos, inunda su corazón.

peanut-perra-rescatada-lluvia-de-besos-2

Ella está tan agradecida con su dueño que se lo demuestra con una lluvia de besos, ¡es adorable!

¿Qué te parece? Es una escena demasiado tierna, no dejes de compartirla con tus amigos.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!