Después de que su mejor amigo muriera estuvo deprimido 2 años hasta que llegó este pato…

Después de que el mejor amigo de este perrito muriera, el desconsolado canino permaneció deprimido durante 2 largos años, hasta que la vida lo sorprendió de nuevo con un peculiar amigo: un gracioso pato blanco. George el perro ha estado deprimido durante los últimos dos años desde que perdió a su mejor amigo de 12 años, un labrador llamado Blackie. Sin embargo, hace algunas semanas un alegre y amigable patito entró en su vida de la nada y se acurrucó junto al triste canino mientras estaba tirado en el porche de su casa en Tennessee.

“No tenemos ni idea de donde vino este curioso pato, pero seguramente le agradó mucho George y desde que llegó, nuestro George no ha llorado más”, reconoce Jacquie Litton, la dueña de George.


“Es extraño que un pato apareciera justo en nuestra casa y que de la nada se uniera a nuestro perro, pero aún más extraño es que todo esto sucediera en la semana del aniversario de la muerte de Blackie” 😉

Desde ese día, los dos han sido inseparables, como en su momento George lo fue con Blackie.

El pato sigue a George a donde quiera que va, por lo que el ahora alegre George no estará solo nunca más, finalmente está sonriendo de nuevo 🙂

Los dueños de George están sumamente felices de que su canino haya vuelto a ser el de antes y que haya encontrado un nuevo compañero de vida

Esperamos que esta extraordinaria amistad siga por muchos años más y que la depresión no vuelva a tocar nunca más las puertas del corazón de George 😀

Estoy segura de que este guapo patito se encargará de ello… ¡Qué hermosa amistad! 🙂

Boredpanda

¡No olvides compartir esta dulce historia con todos tus amigos y demostrarle a tu mascota lo importante que es para ti evitar que la depresión afecte su vida!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!