Su perro de 15 años tenía un tumor cerebral pero por suerte pudo asistir a su boda

Cuando amas a tus mascotas y una de ellas ha sido muy importante en tu vida, entiendes el amor que debe haber sentido Kelly O’Connell para querer que su perro de 15 años, Charlie, estuviera con ella en su boda.

Kelly lo adoptó después de que lo dejaran abandonado en un carrito de supermercado fuera de una tienda en Buffalo, New York. Ella tenía 19 años y desde entonces han compartido miles de experiencias, brindándole alegría y compañía. Y por eso ella quiso que su mejor amigo estuviera en uno de los días más importantes de su vida adulta.

Pero Charlie estaba muy enfermo, le habían diagnosticado un tumor cerebral, lo que lo había debilitado tanto que le impedía caminar.

Kelly y Charlie en el día de la boda.

boda-con-perro-enfermo-09

Charlie se veía muy feliz en la ceremonia.boda-con-perro-enfermo-08

Pero no podía caminar hacia el altar.boda-con-perro-enfermo-05
Aunque esta situación no impidió que Charlie estuviera en la boda y que llegara al altar porque la hermana de Kelly, Katie, lo llevó todo el camino alzado para que pudiera estar junto a su dueña una vez más.

Kelly es veterinaria y cuando lo adoptó estaba estudiando en Colorado, de donde es oriunda. Años después conoció a James Garvin, con quien contrajo matrimonio este septiembre, semanas después de comprobar lo que tanto temían: Charlie estaba muy enfermo.

La hermana de la novia, Katie, fue la encargada de llevar a Charlie hacia el altar.

boda-con-perro-enfermo-04

Kelly y James tuvieron una ceremonia muy hermosa y emotiva.boda-con-perro-enfermo-02

Junto a ellos estaban sus mejores amigos.boda-con-perro-enfermo-01

Fue hermoso verlos compartir ese momento tan especial.boda-con-perro-enfermo-07

Las imágenes retratan ese día tan especial lleno de amor, pero también mezclado con la tristeza que Kelly sentía.boda-con-perro-enfermo-06

Pero Charlie estuvo junto a ella, como lo había hecho durante 15 años.

boda-con-perro-enfermo-03

Jen DZ

Me rompió el corazón, tuvo 5 ataques en la semana de la boda y consideramos practicarle la eutanasia, pero parecía mejorar, por eso esperamos” explicó Kelly. “Y valió la pena ver la felicidad en su cara ese día. Él quería estar ahí y estoy feliz de que lo estuviera”.

Lamentablemente Charlie falleció nueve días después de la boda, pero siempre estará en el recuerdo de Kelly.

¡Comparte esta emotiva historia!

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!