Este perro ama que acaricien su barriga, tanto que no permite que paren… ¡Míralo!

Este perro es un Bull Terrier rescatado que vive rodeado de mucho amor y tiene un punto débil: las caricias en su barriga. Su dueño lo sabe y siempre le hace cariños en esta zona pero el problema es que cuando quiere detenerse, el perro no lo permite. Sí, este peludo inteligente agarra su mano para pedirle de la forma más adorable que continúe acariciándolo ¿Así quién dice que no?

¡Qué gracioso! Con este video nos queda bien claro que a todos nos gustan los mimos y las caricias 🙂

Si te sacó una sonrisa, no esperes más y contagia de alegría a tus amigos.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!