Lo dejaron durante años encadenado a un árbol sin comida ni agua ¿Cómo pudieron ser tan crueles?

Hace algunos años el dueño de Cane lo encadenó a un árbol en una propiedad, ubicada en North Carolina, Estados Unidos, perteneciente a unos parientes. Y lo dejó ahí sin volver nunca a verlo.

El perro no tenía agua ni comida y su estado no era bueno, pero gracias a Jamie Spencer, una mujer amante de los animales, que lo vio en el lugar, pudo sobrevivir, le llevaba alimento y agua, pero no podía llevárselo a su casa.

En julio del 2016 el dueño de la propiedad falleció y los nuevos propietarios no querían al perro encadenado en el lugar y le dijeron a Jaime que se ocupara del perro. Por eso se puso en contacto con Kari Newton de Animal Adoption League, una organización sin fines de lucro que la había ayudado con un gato.

Cane estuvo encadenado a un árbol durante años.

chance-pitbull-encadenado-01

Gracias a una vecina el perro recibía alimento y agua.

chance-pitbull-encadenado-02

Nadie más se había ocupado del perro durante años.

chance-pitbull-encadenado-03

Cane tenía su pelaje y su piel muy lastimada.

chance-pitbull-encadenado-05

A pesar de su mala situación, el perro siempre ha sido amistoso con las personas.

chance-pitbull-encadenado-04

Así fue como Kari, con otros voluntarios, comenzaron a juntar los fondos para cuidar a Cane, llevarlo al veterinario y encontrarle una casa donde pudieran tenerlo hasta poder ser adoptado.

Cane había estado abandonado, solo y encadenado por mucho tiempo, y tenía muchos problemas médicos por estas razones, pero era un buen perro y merecía una oportunidad. Cane nunca tuvo una vida normal. Lo más devastador es que, a pesar de estar con mucho dolor, amaba a los humanos cuenta Kari.

Al final de septiembre, encontraron un hogar transitorio en Virginia, por lo que fueron a buscar al perro para darle un baño, por lo que, finalmente, liberaron a Cane de su cadena y le dieron un nuevo nombre.

Este es el video del momento en que le quitan las cadenas al perro.

Creo que cuando le pones nombre a un perro, el nombre se vuelve parte de su personalidad” aseguró. Primero lo llamaron Charlie, porque significa “hombre libre”, pero después se lo cambiaron a Chance “porque está teniendo una segunda chance en la vida”.

Tras sacarle las cadenas, recibió su primer baño.

chance-pitbull-encadenado-07

Apenas obtuvo la libertad, el perro entendió que su suerte había cambiado.

chance-pitbull-encadenado-08

El pitbull tiene que comenzar un largo período para recuperarse. Su piel y pelaje estaban muy lastimados por haber estado viviendo al aire libre tanto tiempo. Además tiene parásitos y necesita ser esterilizado, entre otros procedimientos veterinarios que deben ser realizados.

Esta es la nueva vida de Chance, en su hogar transitorio.

chance-pitbull-encadenado-06

Saving Chance the Pittie – previously Cane – Facebook

Por eso, los voluntarios necesitan ayuda para pagar los gastos de Chance, y puedes ingresar en este link para colaborar con ellos.

Ahora el perro está en el hogar de Alissa Campbell, en Virginia, donde se está adaptando perfectamente.Sigue moviendo la cola y parece que está sonriendo todo el tiempo. Sólo quiere que lo quieran”.

Ojalá Chance pueda recuperarse pronto y encontrar una familia que lo quiera.

¡Comparte la historia de Chance!

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!