Este perro sin hogar encabezó un desfile tras demostrar su valor en un acto que nadie esperaba

Muchos peluditos nos demuestran día a día lo valiosos que son, no importa la raza o tamaño, ellos tienen un gran corazón y es grandioso cuando las personas son capaces de demostrar agradecimiento y honrar a estos animales por su valentía.

Oreja es un perro de Santa Elena, Argentina, que ha demostrado ante todo el pueblo que es un perro que desea ayudar a otros, sin obtener nada a cambio ni haber recibido adiestramiento alguno. 

El pueblo decidió que Oreja debía desfilar aunque esto significara quebrantar el protocolo. Le llaman oreja porque le hace falta una oreja, pero no las ganas de vivir.

Lo más curioso es que el perro no solo aceptó ir a la Plaza centenario el pasado 9 de julio, sino que irrumpió en medio del desfile de las autoridades municipales para colocarse a la cabeza.

Dicho desfile se realizó para conmemorar el 201° aniversario de la independencia del país de Argentina. Así, mientras la policía local marchaba justo frente a la Municipalidad de Santa Elena, Oreja se colocó más adelante de toda la fuerza policial en medio de la calle, para dirigirlos.

Parecía que Oreja sabía perfectamente qué hacer, incluso cuando los policías se detuvieron para formarse al un lado del palco, Oreja también lo hizo sin mirar atrás y esperó paciente en su posición hasta que concluyó el acto.

“Es nuestro perro comunitario”, dijeron los vecinos de Santa Elena. “Si bien es callejero, tiene algunas familias que lo cobijan y vuelve a la noche para dormir“. “Le gusta recorrer todas las calles, llega al hospital, la comisaría y los colegios.”

Está presente en todos los eventos, maratón, festivales, misas, marchas, actos, fiestas de Educación física de colegios, en todo… nadie sabe cómo llega pero siempre llega“, declararon.

En cuanto a la falta de una de sus orejas o pabellón auricular, los lugareños cuentan dos historias distintas: algunos dicen que perdió la oreja en una “pelea de amores” con otros perros, mientras que otros sostienen que le fue cortada en un contexto de maltrato humano.

Lo cierto es que los habitantes de Santa Elena lo consideran “un ángel, un animal extraordinario, con mucha luz”, escriben en comentarios en la publicación de las fotos en Facebook.

Otro vecino que compartió las imágenes del perro en el desfile del 9 de Julio en su Instagram, relató: “Días atrás, me sorprendí de cómo acompañaba a un policía a dirigir el tránsito”. “Cuando se habilitaba de un lado, él ladraba y daba paso; después se dirigía hacia el otro lado para dar paso a los otros coches que venían de otra dirección; ¡increíble!”, expresó.

“Oreja se ha ganado un lugar en nuestros corazones”

AHORA

Es increíble que Oreja haga todo eso sin haber recibido adiestramiento previo. Afortunadamente, la gente comprende que le gusta ayudar a otros y es por eso que distintas familias se ocupan de Oreja. Es el ejemplo perfecto de que los animales son muy nobles.

No te vayas sin compartir esta inspiradora nota con tus amigos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!