Un pícaro pingüino perpetra una graciosa travesura por una curiosa razón ¿Se saldrá con la suya?

Los animales siempre nos sorprenden con su inteligencia y audacia. En este caso los pingüinos son los que nos dejan sin palabras porque entre ellos tienen que estar muy alerta cuidando las piedras que utilizan para fabricar los nidos donde protegen a sus crías porque puede venir alguno y hacer una travesura.

pinguinos-roban-rocas-para-nidos1

Los pingüinos Adelia son una especie que vive en colonias a lo largo de la costa e islas del continente antártico. Han aprendido por varias razones que las mejores piedras tienen un alto precio en la construcción de sus nidos, por eso no pueden descuidarse cuando salen a buscarlas, ya que algunos aprovechan la oportunidad para cometer lo que llamaríamos un acto delictivo.

Precisamente esto fue lo que pudieron captar las cámaras, donde se puede apreciar el episodio en el cual un astuto pingüino no puede evitar pasarse de listo, pues ha preferido ahorrarse el esfuerzo que implica salir a buscar las rocas que necesita para reforzar su nido y decide mostrar una conducta deshonesta ¡Le roba descaradamente a su vecino!

pinguinos-roban-rocas-para-nidos3

The dodo

La situación se repite ante el desconcierto de la pobre víctima, que nota algo extraño, sin embargo sigue en su faena, hasta que finalmente descubre al ladrón.

Quién iba a decir que estos simpáticos seres sociales, engalanados con su plumaje que parece vestirlos con un elegante traje de etiqueta también conocidos por su divertida forma al desplazarse sobre su vientre en la nieve para conservar su energía, tienen un problema de inseguridad en su sociedad. Los pingüinos Adeliano no dejan de seguir sorprendiéndonos con las historias curiosas que encierran su forma de vida.

Compártelo con tus amigos, es una divertida e insólita escena.

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!