Policías encontraron un oso bebé llorando en el bosque tras la muerte de su madre

Un pequeño oso cruzaba la ruta en Virginia, Estados Unidos, con su familia cuando pasó lo peor: su madre y su hermano fueron atropellados por un auto y murieron. Asustado, corrió sollozando hacia el bosque, donde permaneció oculto hasta que lo encontraron los oficiales de policía que llegaron hasta el lugar del accidente.

Los gritos del pequeño oso hicieron que fuera fácil encontrarlo y finalmente pudieron capturarlo sano y salvo, según contaron en la página oficial del Augusta County Sheriff’s Office en Facebook.

Esta es la primera foto que le sacaron los oficiales al osito, que todavía estaba asustado.

Osito-virginia 1

Augusta County Sheriff’s Office – Facebook

El oso había perdido a su mamá y a su hermano en el accidente y ahora estaba solo.

Osito-virginia 2

Augusta County Sheriff’s Office – Facebook

Los oficiales lo subieron a la patrulla y lo llevaron a un refugio para que fuera examinado y cuidaran de él.

Osito-virginia 6

Augusta County Sheriff’s Office – Facebook

Inmediatamente lo trasladaron al Wildlife Center of Virginia, en Waynesboro, donde llegó alrededor de la medianoche.  Aunque en perfecto estado de salud, el osito estaba muy asustado y muy frágil para volver al bosque, además consideraron que por su corta edad necesitaba estar al menos un año hasta poder volver a la vida salvaje.

En el refugio finalmente pudo tranquilizarse.

Osito-virginia 3

Wildlife Center of Virginia – Facebook

En la cuenta de Facebook de la institución contaron la lelgada del pequeño y su situación actual.

Osito-virginia 4

Wildlife Center of Virginia – Facebook

Tras un par de días de permanecer en el refugio, logró estar más tranquilo y lo mejor es que no está solo porque tiene dos hermanos adoptivos, un macho y una hembra, con los que pasa los días.

Ninguno de los animales del centro tienen nombres humanos, especialmente si van a volver a su vida salvaje, pero como sus acompañantes tienen una etiqueta (tag) en sus orejas, en el centro lo llaman “No Tag”.

“No Tag” jugando con su nuevo hermano adoptivo.

Osito-virginia 5

Wildlife Center of Virginia – Facebook

Los tres comen, duermen y juegan juntos, por lo que su vida en el centro es muy similar a la que hubiera tenido con su familia.

No Tag y sus dos hermanos adoptivos estarán en el centro hasta la próxima primavera, mientras tanto estarán juntos recibiendo los cuidados adecuados.

Si quieres donar al centro para que los tres tengan todo lo que necesitan, puedes hacerlo ingresando en este link.

Una historia triste que terminó con un final feliz, ¡compártela para ayudar a No Tag y a sus hermanitos!

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!