Un travieso pony olvidó que tenía compañía en su espalda y comenzó a hacer travesuras en el lodo

Muchas veces creemos que si tenemos suerte nuestros días tendrán uno que otro momento de aventuras y risas. Sin embargo, a veces la vida nos sorprende y hace de esos pequeños momentos algo sumamente divertido e inolvidable.

Esto fue lo que le pasó a esta pequeñita, cuando de repente las cosas se tornaron un poco más sucias de lo esperado, pues el dulce pony que montaba no estaba de humor para dar un paseo, especialmente cuando encontró el charco perfecto para jugar.

Sin pensarlo dos veces el travieso pony dejó al lado la pena y se puso a disfrutar del agua.

Por su puesto el amigable pony no dudo en invitar a su amiguita al charco 😉

Pero al ver que era un poco tímida…

Le dio una ayudadita 😀


Lo que empezó como unas inocentes pataditas en el charco, terminó como un baño de barro sumamente inesperado. El alegre pony estaba tan feliz que olvidó que traía a la pequeña niña en su lomo. Afortunadamente nadie salió lastimado y por el contrario se tornó en un momento de innumerables risas.

La pequeñita no tomó a mal la acción de su amigo pony y después de la sorpresa se unió al juego

Sin duda es un recuerdo que le sacará varias sonrisas en el futuro

The Dodo

Te invitamos a mirar el video y a disfrutar como esta pequeña de este travieso amigo:

¡No olvides compartir esta dulce historia con todos tus seres queridos y recuerda disfrutar de cada momento que la vida nos regala! 😀

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!