Rescatan a un perro de las calles de India que estaba muriendo de sarna

Hay muchos ángeles que se encargan de ayudar a los animales que más lo necesitan y cuando su vida está a punto de terminar en su soledad y dolor, aparecen para darles días de mucha felicidad. Vamos a conocer la historia de este perro, que si no fuera por esta gente, habría muerto en la calle.

Perro

En la India existe un índice de perros callejeros de los más altos del mundo. De hecho, un tercio de las muertes de seres humanos en ese país es producida por la rabia. Hay mucha necesidad de apoyo para rescatar a tantos animales abandonados y de mejorar su calidad de vida. Animal Aid Unlimited es una organización de voluntarios que se encargan de velar por la vida y el bienestar de los animales más necesitados. Cuando encontraron a este perro vieron que sufría una afección crónica en su piel. Era uno de los casos más graves de sarna que habían atendido.

Perro6

Ahí podemos ver una mirada de amor y de gratitud para quien le está salvando la vida 

Perro3

Su pronóstico no era muy favorable, pero ponían todo su esfuerzo para cuidarlo

Perro2

Fue atendido con la mejor atención y poco a poco evolucionó favorablemente

Perro5

Con mucho amor y paciencia, todo fue saliendo bien

Perro4

Hasta que finalmente su transformación fue asombrosa, era un perro plenamente feliz

Perro8

¡Es increíble su cambio!

Perro7

Lo mejor de su tratamiento fueron las dosis de cariño

Perro9

Allí está, contento, a salvo y con mucho por disfrutar

Perro10

En esta imagen podemos apreciar con claridad su antes y después…

Perro-rescatado

Littlethings.com

En este video está el recorrido que atravesó para curarse. Son escenas muy conmovedoras…

Historias como esta nos motivan a ser solidarios con los animales como él. Puedes poner un granito de arena desde ya compartiendo este mensaje.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!