Estos héroes estaban dispuestos a buscar a un gato en peligro, ¡entre 5 toneladas de basura!

¡Qué conmovedor! Este gatito necesitaba un héroe y afortunadamente encontró tres en el momento preciso.

En dos basureros en Estocolmo, Suecia, se preparaban para trasladar los residuos de alimentos a un incinerador pero escucharon un ruido extraño y decidieron confirmar de qué se trataba.

gatito-rescatado-basurero1

El ruido provenía de un gato que estaba inmerso en el compartimiento de la basura de un camión pero había tanta basura que no podían ver dónde estaba. Era muy difícil, pero no dudaron en buscarlo.

Fue así como la pareja de trabajadores llamaron a su compañero Bekir Mercil quien ofreció su ayuda para encontrar el gato, no pudieron determinar cómo llegó el gato al interior del camión pero lo cierto es que asumieron el arduo trabajo de buscarlo entre cinco toneladas de residuos de comida podrida. Y no fue nada fácil.

gatito-basurero2

Pero afortunadamente, lo encontraron y pudieron sentirse satisfechos de que el esfuerzo valió la pena, tuvieron que retirar los residuos con una pala y con mucho cuidado para no hacerle daño y luego con la ayuda de una escoba tratar de conseguir al gatito.

gato-basurero3

Cuando lo lograron sacar estaba muy asustado, sin su heroica labor habría sido incinerado con toda la basura, enseguida lo colocaron en una caja y lo trasladaron a un refugio. Mercil tiene dos perros en su casa, de lo contrario adoptaría sin pensarlo a este sobreviviente gatito. Pero un miembro del personal del refugio decidió adoptarlo, y así comenzó una nueva vida para este gato. Para siempre estará rodeado de amor y en el calor de un hogar.

gato-basurero4

The Dodo

¡Es uno de esos rescates memorables, qué admirable lo que hicieron. No dejes de compartirlo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!