El rescate de un gatito sin una pata que enterneció a todos los veterinarios

Rocky, un pequeño gatito, estaba cubierto de pulgas y tierra y además estaba enredado en una soga que le atrapaba sus patas delanteras cuando los veterinarios lo encontraron. La imagen era estremecedora: un indefenso animal llorando, abandonado en un muelle y que sin duda había estado atrapado durante días sin que nadie acudiera en su ayuda.

Este fue el estremecedor cuadro que vio un hombre que llegó con su bote al muelle y escuchó los maullidos desesperados del pequeño. Inmediatamente llamó a Bideawee, una organización que defiende los derechos de los animales de New York, y un veterinario fue a su rescate.

“Desde el momento en que Laura (la veterinaria) comenzó a quitarle las pulgas y cepillarle el pelaje comenzó a ronronear, en un estado de completa felicidad” cuentan en el sitio de Bidawee, enternecidos por la actitud de Rocky.

Lamentablemente, una de las patitas delanteras de Rocky estaba atada tan fuerte con la soga que tuvieron que amputarla para salvar su vida.

Hoy Rocky se recupera de la operación y tiene un pequeño yeso, y se prepara para aprender a moverse con tres patas. Hoy camina con una pequeña cojera, de la que pronto se recuperará, según cuenta la directora de comunicaciones de Bideawee.

Uno de estos días estará listo para ser adoptado por una familia y demostrar que puede superar cualquier obstáculo que se le presente, como ha hecho hasta ahora.

Rocky recibió la atención veterinaria que necesitaba un caso de su gravedad.

Gatito-sin-pierna

Después de la operación quirúrgica a la que tuvo que ser sometido, comenzó su etapa de recuperación.

Gatito-sin-pierna 2

Estas imágenes fueron tomadas por los veterinarios momentos después de ser operado.

Gatito-sin-pierna 4

Hoy Rocky se recupera ¡y sus yesos son lo más adorable que un veterinario haya visto!

Gatito-sin-pierna 3

Bideawee

Otros gatitos también han perdido alguna de sus garras, y sus dueños encontraron una forma creativa, divertida y muy útil de ayudarlos, como Cassidy, que nació con sólo dos patas, las delanteras.

Cassidy encontró un hogar en donde se ocuparon de cuidarla y ayudarla a aprender a vivir con su discapacidad motora.

Gatito-sin-pierna 5

Sus dueños le enseñaron a caminar pero ahora…. ¡además le compraron un pequeño robot para que pueda desplazarse!

Gatito-sin-pierna 6

Hace ya más de un año te contábamos de Cassidy y su hermosa historia. Recuerda la nota entrando a este link.

Si estás interesado en ayudar a Rocky en su recuperación, puedes hacer una donación ingresando en este link. Si conoces a alguien que quiera adoptarlo, ingresa en este otro link.

¡Comparte para que se esparza la voz!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!