Ruperta, la elefante condenada a morir de hambre en un zoológico de Venezuela

Ruperta es una elefante hembra que nació en cautiverio y fue llevada a Venezuela desde Asía, siendo su primer punto de llegada la Isla de Margarita para luego ser trasladada definitivamente al Zoológico de Caricuao, en Caracas donde ha vivido durante el resto de su vida, actualmente tiene 46 años y es la única elefante africana del país.

Ha sido atractivo en el lugar e imágenes muestran que gozaba de salud y se mantenía de buen humor. Pero ahora todo ha cambiado radicalmente en este parque zoológico donde los animales sufren las consecuencias de la grave crisis que se vive en ese país.

Actualmente una serie de comentarios y denuncias de personas locales ha hecho que las miradas y las noticias vayan hacia Ruperta. Muchas figuras públicas se han manifestado para pedir atención para este pobre animal que sufre una larga agonía por la desnutrición y el maltrato.

Entre las denuncias se reportó que Ruperta había sufrido un desmayo y que su salud estaba realmente comprometida.

Román Camacho, un periodista de sucesos local decidió investigar a fondo e ir al zoológico para obtener información real y explica que, “Ruperta presenta signos de desnutrición y deshidratación y que aunque su peso promedio debería ser de 6 a 7 toneladas, ella pesa 4 toneladas”.

La dieta que mantiene actualmente se basa en pequeñas porciones de auyama o calabaza. Debería consumir más de 100 kilos de las frutas y verduras recomendadas para ella diarios. 

Ella sufrió una caída en la que permaneció durante 4 horas en el suelo y un equipo conformado por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), el Cuerpo de Bomberos Forestales y la Fundación Nacional de Parques Zoológicos y Acuarios (Funpza), tuvo que intervenir para ayudarla a ponerse de pie nuevamente.

El caso de Ruperta ha causado conmoción, incluso personalidades como Paris Jackson, la hija del fallecido rey del pop Michael Jackson ha expresado su solidaridad con esta historia.

Ella publicó este mensaje en su perfil de Twitter:

“Esto es inhumano y exasperante. Difundan para ayudar a estas hermosas criaturas que merecen una vida mejor”.

Las redes sociales se inundaron de denuncias para salvar a Ruperta. Así que un grupo de personas de la zona y artistas se organizaron en una campaña llamada “Ayudemos a Ruperta” para recolectar alimentos y donaciones para colaborar con su recuperación.

En este video podemos ver las declaraciones de Maribel García, una activista de la Red Ambientalista de Caricuao:

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos y solicitudes públicas de parte de ambientalistas de la parroquia, Román expresa que, “Erick Lenarduzzi, el Coordinador del Zoológico de Caricuao dio la orden de no recibir ningún tipo de donaciones provenientes de la comunidad por medidas de seguridad”.

Por su parte, el gobierno de Venezuela a través del Ministerio para el Ecosocialismo, desmintió que Ruperta estuviese presentando problemas de salud y que la caída se debió solo a una pérdida de equilibrio.

Además, el coordinador del Zoológico asegura que, un equipo de especialistas se está encargando de ella y que aunque su salud no está afectada, será sometida a estudios médicos y estará en observación durante 7 días continuos.

Mientras tanto, Audrey Preciado integrante de la Red de Apoyo Animal, aseguró haber ido al zoológico a buscar información y publicó al respecto de su visita que “Ruperta no está desnutrida, pero sí está enferma, sin embargo los especialistas aún no han logrado hacer un diagnóstico”.

Es lamentable recibir este tipo de noticias, ante la crisis económicas y sociales de un país los animales siempre se ven afectados y es algo que solemos olvidar. Esperamos que las opiniones e información acerca del estado de Ruperta finalmente se aclaren y puedan ser solucionadas de la mejor manera.

Por el momento puedes compartir la historia de Ruperta, mientras más personas la conozcan más rápidas serán las acciones para ayudarla.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!