Esta historia nos muestra que un perro es el mejor remedio para superar grandes tristezas

“Hace unos cuatro años murió mi madre. Fue algo que me agarró por sorpresa y es la peor emoción que he sentido. Pensé que jamás podría recuperarme de esto, sentía que algo o alguien se metía a mi cuerpo y me quitaba un pedazo de mi alma. De inmediato comencé a ver a un psicólogo y me recomendó que consiguiera la compañía de un perro. Me encantó la idea ya que amo a los perros y no tuvo que decírmelo dos veces para hacerlo” comentó esta mujer que perdió a su madre.

Riley el perro 1

Adoptó a Riley unos meses después de que su madre murió. “Yo sabía que tener un perro me iba a ayudar con mi dolor”

Riley el perro 2

“Este Lhasa Apso/poodle mutt de 13 libras y de 1 año de edad me dio un propósito. Me di cuenta que de repente otra vida depende de mí, dependía de comer, jugar, ir al baño, de todo. Era como un bebé solo que peludo que dependía completamente de mí y la verdad yo también dependía de ella”

Riley el perro 3

Cuando encontré a Riley en el refugio Jimi´s Angels, estaba al final de atender a sus cachorros. Los cuatro cachorros los encontraron en una caja de cartón en un callejón en South Central LA. Parece que Riley tenía un hogar antes de quedar embarazada y después la abandonaron como si no importara

Riley el perro 4

“Al instante sentí una conexión con ella. Las dos necesitábamos amor porque habíamos pasado por algo triste”

Riley el perro 5

“Ella simplemente llenó ese vacío que tenía dentro de mí. Los padres tienen la habilidad de amar incondicionalmente y de la manera más hermosa y perder a mi madre quitó eso de mi vida, pero Riley me ayudó a que sanara mas rápido esa herida”

Riley el perro 6

Riley me ayudó a abrirme a las personas y me ayudó a darme una oportunidad de amar y por eso después de dos años pude casarme con mi esposa y poder estar el resto de mi vida con ella

Riley el perro 7

Puede sonar como un cliché pero ella hizo que volviera a reír. Cuando alguien muere, en especial tus padres, empiezas a fingir todo, finges sonreir, finges estar feliz, finges estar bien, pero Riley es muy chistosa y sin que me diera cuenta comencé a reír de nuevo y la amo por eso

Riley el perro 8

Thedodo

La nobleza y el amor incondicional de una mascota hace que el calor de tu corazón no se extinga, es por eso que son una maravillosa cura para la tristeza o la soledad.

No olvides compartir esta nota en tus redes sociales, llegará al corazón de todos.

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!