Tenía las piernas deformes por el abandono y la desnutrición pero entonces pasó lo inesperado

Hay historias que simplemente nos devuelven la fe en la humanidad, si somos capaces de hacer algo tan bueno, no todo está perdido. ¡Adelante!

Sandy deambulaba por las calles de la ciudad a pesar de la dificultad que le presentaba su condición,, pero entonces su vida cambió por completo.

Este perrito sufría de una terrible malformación en sus patas delanteras. Estaban totalmente torcidas en forma de arco cuando lo rescataron en su ciudad natal.

 

Sigue leyendo para que descubras la historia del mejor rescate y transformación jamás visto en la historia.

Sandy es un pastor alemán blanco con un espíritu tan noble que se ganaba el corazón de todos los que lo conocían.

Sus patas deformes en forma de arco no fueron un defecto de nacimiento. Lamentablemente esto es lo que le pasa a los perritos en extremo estado de malnutrición y abandono.

Pero después de conocer el lado más horrible de la humanidad, aquella persona que lo dejó a su suerte causándole este gravísimo daño, Sandy también conoció la bondad. Corfú Animal Aid se encargó de su rescate.

Corfu es una isla griega del mar Jónico famosa por sus castillos, allí comenzó el viaje de Sandy pero terminaría a kilómetros de distancia.

De permanecer en Corfu Sandy hubiera tenido que permanecer el resto de su vida viviendo con sus patas torcidas.

Por eso Pat Clark hizo hasta lo imposible para trasladar al perrito a Londres donde sí existía una posibilidad de recuperación. Allí un equipo de veterinarios y voluntarios le dieron a Sandy la oportunidad de una nueva vida.

Tuvieron que recaudar fondos para su traslado de todas partes del mundo.

Desde China, Estados Unidos y Canadá mandaron fondos para financiar las placas metálicas que Sandy necesitaba y el viaje.

Todos se enamoraban del entusiasmo de este precioso pastor. ♥ Pero finalmente lo lograron y Sandy llegó a Inglaterra al Refugio de Mutts in distress, una organización que se dedica a ayudar perritos de todo el mundo.

Los veterinarios del centro Beehive Companion Care en Cambridge se ofrecieron a realizar la operación de sus patas totalmente libre de cargos.

Sandy estaba tan cansado de su viaje y todos los exámenes que se quedó dormido sin problemas.

Un mes después le realizaron la primera cirugía y salió de maravilla, Sandy seguía impresionando a todos.

Pierna derechita, ¡al fin!

Intentaron darle una silla de ruedas para ayudarlo con su andar pero Sandy no quiso nada que ver con ese aparato.

Luego de unas semanas vino la segunda cirugía.

A Sandy le esperaban dos meses de rehabilitación para poder caminar.

Que lamentablemente se extendieron, pues tuvo complicaciones con una infección.

Pero a pesar de todo Sandy nunca cambiaba su actitud positiva ante la vida.

Finalmente pudo ir a dar su primera caminata tras la cirugía, Sandy pudo caminar derecho por fin después de tanto tiempo con las patas torcidas.

Así se le ve ahora, amando cada día de su vida. Sandy vive en una granja junto con otros 12 perros que son sus amigos. El mismo espíritu divertido y juguetón pero ahora su cuerpo si puede seguir el paso a su preciosa alma canina.

El puede correr y jugar de forma normal con los demás perros, está feliz y cómodo.

Mutts in Distress / One green planet

¡Qué cambio tan maravilloso para este chico tan lindo!

 

Comparte esta asombrosa transformación, para que recuerdes a todos que hasta lo imposible se puede lograr si nos unimos por una buena causa.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!