Sin la mitad de su rostro este inocente perrito encontró una nueva vida

La historia de Samuel, un canino sin hogar en Malasia, es sumamente emotiva. El pobre Samuel vivía en las calles en condiciones deplorables y con la mitad de su rostro destrozada. Lamentablemente, y debido a su aspecto físico, la gente siempre lo evadía e incluso le temía. Pero afortunadamente, un día su vida cambió. Una bondadosa mujer lo vio y decidió ayudarlo. No sólo le proporcionó alimento y cariño, sino que también lo adoptó y buscó asistencia medica para tratar la condición de su cara.

Samuel finalmente encontró a alguien que lo vio más allá de su aspecto físico y que lo aceptó y amó sin condiciones.


Ahora su vida está llena de amor. Gracias a Ama y a su hermosa familia el afortunado Samuel ya no sufre más. Tienen un nuevo hogar en el que todos sus miembros lo aman y cuidan como merece. A pesar de que al principio Samuel se mostraba temerosos y poco sociable, con el paso del tiempo se ha convertido en el consentido de todos y es sumamente cariñoso.

Nadie sabe realmente cómo fue que Samuel perdió la mitad de su rostro, afortunadamente ahora se encuentra en mejores condiciones.

Su miedo a convivir era tal que la mayor parte del tiempo se escondía donde la gente no pudiera verlo.

Ahora su vida está llena de amor incondicional y junto a la pequeñita del hogar son los consentidos de la casa. 😉

La vida de Samuel ha dado un giro de 360º y su felicidad es evidente ¡Bravo por Samuel y su hermosa familia, su logro es admirable! 😀

Life with dogs

¡Qué hermosa historia! No cabe duda que siempre habrá alguien que nos acepte y ame tal y como somos.

¡Comparte esta inspiradora y dulce historia con todos tus amigos y seres queridos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

Deja tu comentario

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!