Una generosa pareja adopta a una perrita callejera, pero es ella quién les da la mejor lección

Todos sabemos que una muestra de amabilidad puede cambiar el mundo y eso fue lo que nos mostró una pequeña cachorrita en Brasil; ella dejó su propia comodidad para asegurarse de que su nuevo amigo estuviera seguro durante una noche fría.

Esta historia la cuenta Suelen Schaumloeffel y su prometido después de que adoptaron a Lana, una perrita callejera, el año pasado.

Lana, de aproximadamente 8 meses, dejó las calles para ser bienvenida en un hogar amoroso y cálido donde sus dueños se aseguraban de darle todo lo que necesitara y hasta un poquito más.

Lana se llenó de todo lo que un cachorro desearía tener: ricas comidas, una cama caliente, fantástica compañía y, por supuesto, toneladas de amor.

Las noches frías habían sido un problema para la perrita en el pasado por lo que Suelen se aseguró de que su nueva mascota no pasara frío comprando una nueva manta para su acogedora casita de perros en el jardín.

Lo que ninguno de los dueños de esta pequeña se llegó a imaginar era que Lana les enseñaría una gran lección: la generosidad. Y qué forma de mostrarnos cómo los animales pueden llegar a ser más caritativos y amables que nosotros.

El prometido de Suelen salió a trabajar viendo a su mascota fuera de su casita pues ella compartía su cálida manta con un amigo callejero. Lana se aseguró de dar a su compañero peludo un poco de calor en esa noche fría y fue así como pasó la mitad de su manta a través de la verja de su hogar.

Pensé: qué hermoso lo que hizo por su amigo…Mi mejor amiga de cuatro patas me recordó algo tan importante: la generosidad, dijo Suelen”.

Daily Mail / The Dodo

Esta pareja había visto al perro callejero anteriormente, pero era tan tímido que no permitió que se acercaran para saber si tenía una placa de identificación o si estaba herido. Pero esta timidez no se extendió hasta Lana, quien no paró de intentar ayudar a su nuevo amigo.

Ahora Suelen y su prometido se aseguran de dejar comida fuera de la casa para el pequeño mientras se esfuerzan por encontrarle un nuevo hogar donde podrán darle su propia manta y todo el amor que pueda necesitar.

Ella es la perrita más bonita que he conocido… a veces olvidamos la diferencia que podemos hacer en la vida de alguien, ella me recordó esto”, comentó Schaumloeffel.

Lana no olvidó sus raíces y lo difícil que puede ser vivir en la calle, por eso ayudó a este desamparado cachorro asegurándose de mostrarnos cómo un simple gesto puede ser tan significativo para la vida de otra persona.

¡Comparte esta conmovedora historia con tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!