Trampas acaban injustificadamente con la vida de innumerables nutrias cada año

Cada vez son más las imágenes y noticias que salen a la luz sobre acciones aberrantes hacia los animales. En esta ocasión la información e imágenes que podemos ver sobre lo que ocurre con las nutrias en Vermont, Estados Unidos, nos deja devastados; la forma en que acaban con la vida de estos mamíferos conocidos por ser alegres y juguetones es imperdonable.

Según Born Free EE.UU, los tramperos intentan justificar sus acciones diciendo que hay una superpoblación, ellos consideran a las nutrias como placas que afectan el ecosistema, pero la realidad es que su piel es lucrativa.

Las trampas que utilizan son aterradoras, una de ellas al ser accionada se sumerge en el agua y la nutria muere ahogada luego de varios minutos e intentando escapar. Otras se cierran el en medio del cuerpo del animal causándole mucho dolor y horas de agonía, pues no necesariamente mueren al instante.

A veces colocan trampas en las entradas se su madrigueras y no son encontradas hasta después de varios días, por lo que mueren de hambre o sed.

Brenna Galdenzi, presidenta de Protect Our Wildlife (POW), asegura que no hay necesidad biológica alguna de matar a las nutrias, que lo hacen por sus pieles o por el simple hecho de considerarlas molestas. Lamentablemente, es una práctica legal en Vermont durante los meses de octubre a febrero y ahora quieren que el Vermont Department of Fish & Wildlife (VFW) extienda la prórroga hasta finales de marzo, época en que la mayoría de las nutrias están embarazadas.

Holly Tippett, secretaria de POW, dice que “muchas personas al enterarse de los métodos anticuados que se utilizan, se sienten horrorizadas y preguntan cómo pueden ayudar a detenerlo. Además, muchos animales domésticos mueren en ellas también”. La mayoría de los habitantes de la zona han demostrado su preocupación por este tipo de caza, de hecho solo 3 de cada 2000 personas apoyan y practican tan horrible práctica.

Galdenzi explica que cada marzo las trampas deben ser retiradas, pero cada vez es más la presión de los tramperos para que les extiendan la prórroga. Al ser esta una práctica lucrativa, los departamentos encargados pueden verse beneficiados, por lo que terminan ayudando a los cazadores y concediendo los permisos. “Deberían reducir la temporada de caza, de hecho no debería permitirse la caza de animal alguno, por lo tanto es una vergüenza que se considere la extensión del período de trampas”, dijo.

Aunque actualmente la población de nutrias no está en riesgo, hace algunos años no era así y la caza descontrolada junto a la contaminación las puede poner en riesgo nuevamente. Por su parte, el Department of Fish & Wildlife en Vermont no ha respondido a ninguna entrevista sobre el tema.

TheDodo

Esperamos que los encargados tomen cartas en el asunto y se den cuenta que una pequeña parte de la población no puede tener en sus manos la vida de cientos de animales inofensivos, debe ser escuchada la voz de la mayoría y respetarse de cualquier manera la vida salvaje, garantizando su preservación.

Comparte esta historia para que muchas personas a nivel mundial puedan enterarse de lo que ocurre con las inocentes nutrias.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!