Unos padres elefantes resuelven la rabieta que su bebé armó porque no quería caminar más

Recientemente se ha compartido en las redes un vídeo donde se puede ver a un encantador elefante bebé que se resigna avanzar más, entonces decide dejar de caminar e intenta dejarlo muy claro a sus padres.

Claro que ellos tuvieron un reacción muy sabia ante esa situación en la que el pequeño elefante se puso un poco difícil con ellos.

La manada de elefantes estaba cruzando una pista de tierra en la sabana africana, el lugar exacto no ha sido revelado para proteger la seguridad de los elefantes.

Cuando el pequeño elefante decide que no quiere caminar más, comienza a hacer una rabieta a mitad del camino de tierra, se tumba en el suelo y se niega a dar un paso más.

Pero sus padres, indiferentes a tal exhibición, siguen adelante, ignorando tal actitud de su hijo y dejando claro que no tiene más remedio que seguir adelante.

Después de que el elefante bebé se da cuenta que su berrinche no ha causado ningún efecto en sus padres, no le queda otra más que levantarse e ir tras ellos, esta sin duda, será una lección de vida que debe aprender el pequeño.

Seguramente esta escena les parecerá familiar a muchos padres, es por eso que causa tanta gracia, aún más tratándose de un elefante tan tierno como el del vídeo.

Según Daphne Sheldrick, de Sheldrick Animal Trust, los berrinches entre los elefantes pequeños son bastante comunes. Los elefantes comparten con nosotros muchos rasgos.

De tres a diez años son muy similares a los niños humanos, se desarrollan a un ritmo paralelo que a cualquier edad el elefante bebé duplica a su homólogo humano, alcanzando la edad adulta a la edad de veinte años.

“Los elefantes también muestran muchos de los atributos de los seres humanos, así como algunas de las fallas. Ellos comparten con nosotros un fuerte sentido de la familia y la muerte y se sienten muchas de las mismas emociones“, declaró Daphne.

Daily Mail

“Cada uno es, por supuesto, como nosotros, un individuo único con su propia personalidad. Pueden ser felices o tristes, volátiles o plácidos. Demuestran envidia, celos, tiran rabietas y son ferozmente competitivos, y pueden desarrollar colapsos que se reflejan en el comportamiento“.

Es impresionante la similitud que existen entre los elefantes y los humanos, no cabe duda que la naturaleza es infinitamente sabia.

Comparte esta nota y alegra el día de todos con este vídeo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!