¿Recuerdas a la vaquita Diane y su baile feliz? Tiene un pasado muy triste que querrás conocer

Hace algunos días te trajimos un video muy feliz en el que una hermosa vaquita expresa la emoción de ver a sus cuidadores con un divertido y contagioso baile, en una nota llamada “Es inevitable sonreír con el baile feliz que esta vaquita les dedica a sus cuidadores“, lamentablemente hemos descubierto que su vida no siempre fue así y trae consigo un terrible pasado.

Ella resultó ser una vaquita muy especial en varios sentidos.


De hecho, Diane es producto de un experimento en la que un veterinario y un granjero intentaron hacer una nueva raza cruzando una Jersey con una Holstein pero el resultado no fue lo esperado. Tenía un peso mínimo, las crías que nacieran por debajo de ese peso serían sacrificadas inmediatamente.

Afortunadamente una tercera persona se encontraba en el lugar cuando Diane nació.


El veterinario se encontraba en ese momento en la granja por otros motivos, pero casualmente la madre de Diane comenzó el trabajo de parto y se vio obligado a actuar, junto a él estaba un ayudante que al darse cuenta de la situación y lo que sucedería con la pequeña vaquita, pidió quedarse con ella.

Aunque esa persona le salvó la vida, no tenía suficiente espacio para hacerse cargo de ella.


Por lo que tuvo que hablar con un amigo para que la tuviera en su granja. Sabiendo muy poco sobre la industria, la persona que la rescató la llevó a una granja lechera pensando que estaría muy bien ahí junto a otras vacas, pero realmente comenzaba otro capítulo de horror para ella.

Pasó los siguientes cinco años en una granja fangosa produciendo leche y teniendo al menos un ternero al año. 

Al quinto año, el hombre llamó al rescatista inicial y le dijo que tendría que deshacerse de ella, ya que no había quedado embarazada ese año y se convertía en una carga. En ese momento, el buen hombre se dio cuenta de lo que había hecho y decidió ponerse en contacto con un santuario de animales de granja o con algún granjero que quisiera una vaca solitaria que cuidar.

Fue aceptada en Animals of Farm Sanctuary y su vida cambió.


Aunque las cosas no fueron tan fáciles, ella tenía verrugas dolorosas en su piel, pezuñas infectadas y cojeaba, además su rabo había sido cortado, un procedimiento que se considera ilegal en algunos países.

Pero ¿qué significaba todo eso para Diane y su integración?


Por una parte, ella no era ni muy grande ni muy pequeña, por lo que no encajaba completamente con ninguna de las otras vacas adultas, y aunque ella había dado a luz varias veces, en realidad nunca había interactuado con terneros, por lo que tampoco sabía desenvolverse con ellos. Esto le generó problemas de adaptación y peleas con los otros bovinos, incluso perdió uno de sus cuernos en una pelea, por lo que el personal del santuario tuvo que removerle el otro para que los otros animales no se asustaran de verla.

Ella sin duda tiene necesidades especiales.

AnimalsOfFarmSanctuary

Aunque con el tiempo ella se ha adaptado muy bien y suele destacarse en algunas cosas y demuestra claramente cuando está feliz, en grupo suele ser la vaquita más introvertida y en algunas ocasiones, agresiva. Pobre, no la culpo, ha tenido una vida muy difícil y sabemos que con paciencia logrará adaptarse por completo.

Comparte la historia de Diane e invita a tus contactos a tener conciencia sobre la industria y los caprichos humanos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!