Este bebé que pasaba desapercibido, interrumpe la siesta de su perro por un inesperado olor

Para algunos, sus mascotas son parte de ellos, son miembros muy amados de su familia e incluso en algunos casos los consideran como si fueran niños, sus propios hijos. Aunque para muchas familias con hijos esto puede parecer exagerado, para quienes aman a sus mascotas esto no tienen nada de malo.

Pero ¿cómo no encontrar similitud entre nuestras mascotas con los más pequeños de la casa?, ambos son completamente adorables y tiernos, además de inocentes, necesitan de nuestro cuidado y definitivamente las mascotas en su mayoría son igual de traviesas que los niños.

Al ser seres tan parecidos es imposible que no compartan juntos, generalmente los niños son inseparables de sus mascotas, ellos los aman y los cuidan como sus propios familiares.

La historia que traemos se centra en un video, en el que se muestra a un pequeño bebé en compañía de su perrito, ambos están sentados en un sillón pasando un buen tiempo de calidad juntos. Pero lo que parecía un relajante momento de descansar en el sillón, se convirtió en un cómico incidente que dejó completamente sorprendidos tanto a los padres que grababan el momento, como al cachorro.

Aunque sabemos que los bebés pueden conmovernos a más de uno y nos ponen muy sensibles, esta vez no se trata de eso, lo que ocurre en el video logrará hacerte llorar, ¡pero llorar de la risa!, no podrás contener tus carcajadas al ver las siguientes imágenes.

La madre del bebe decide grabar a su querido hijo en compañía de su perro que descansaba plácidamente junto a él, cuando el bebé empezó a actuar muy sospechoso, nadie esperaba que hiciera lo que hizo.

Cuando empezó escuchamos a su mamá decir “popó”; además de incentivarlo para que lograra hacerlo, los gestos del pequeño nos explicaron que el niño estaba a punto de hacer popó justo ahí al lado de su querido amigo quien estaba demasiado distraído como para notarlo.

Cuando el bebé se tira un enorme gas suponemos que el olor a popó empieza a sentirse en el aire, vemos como el perrito despierta de su tranquila siesta y mira al bebé con una cara desconcertada, el perro no puede soportar el olor y salta de inmediato del mueble en el que está con su amigo.

El niño tomó totalmente desprevenido a su perro y es increíble lo gracioso que resulta este video.

Suponemos que el cachorro estará más atento la próxima vez además de que debe estar muy ansioso por que llegue el momento en que su querido amigo aprenda a ir al baño.

Newsner

Es impresionante los momentos divertidos que pueden traernos nuestros niños y mascotas, en definitiva son muy parecidos y hacen nuestros días más gratos pues nada es mejor que llegar a casa luego de un largo día de trabajo para encontrarnos con ellos.

Recuerda compartir este divertido video con todos tus amigos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!