Una estampida de caballos comete una grave infracción de tránsito

Conducir un día soleado por la autopista puede resultar agradable, puedes disfrutar de la música o abrir las ventanas y respirar un poco de aire fresco.  Probablemente era lo que estaba haciendo Balazs Berkecz  en la autopista que va desde Pécs a Budapest, en Hungría. Eran cerca de las 9:00 am cuando algo inusual ocurrió: en cuestión de segundos algunos conductores se apartaron de la vía, este comportamiento hizo que él sin dudarlo tomara su cámara y se preparara para grabar lo que pudiera estar ocurriendo.  No se perdería la oportunidad ser testigo y registrar una posible noticia importante en desarrollo.

Aunque estaba muy asombrado, no pudo evitar sonreír al ver que se trataba de al menos de una docena de caballos, trece para ser exactos.

Como si de eso dependieran sus vidas, los caballos corrían con toda la potencia que sus patas son capaces de darles, esto daba la sensación de estar presenciando una estampida.  Sin dudarlo y con mucha determinación, el grupo de equinos avanzaba en contravía por la autopista dejando a todos atónitos y preguntándose qué acababan de ver.  Aunque la escena era bastante pintoresca, esperaban que no se hubiese volteado ningún camión de transporte animal.

Pero esa posibilidad no parecía muy factible, ya que en realidad todos los caballos se veían muy bien, era más probable que hubiesen escapado de algún lugar.

Y eso era exactamente lo que había pasado, estos hermosos caballos decidieron tener una mañana de aventuras escapándose de la granja en la que viven.  Se trata de una granja muy cercana a la autopista; aparentemente el plan era que una vez que lograran estar fuera de los límites de linderos hacer una carrera en la que pudieran exhibir todas sus habilidades.  Sin dudarlo, lograron su objetivo y causaron impacto entre los conductores, que, aunque desconcertados por la situación, no apartaron la vista de ellos, viéndolos con admiración y dejándolos pasar.

Aunque a uno de ellos al parecer lo habían tomado desprevenido en el momento de la fuga pues había quedado atrás, lo que lo hacía parecer más lento.

Yo estoy segura de que él intentó persuadirlos para que desistieran de sus travesuras pero al darse cuenta de que no lo lograría, no le quedó más opción que apoyar a sus hermanos hasta el final e intentar alcanzarlos; la lealtad ante todo.

LittleThings / EuroNews


Minutos más tarde, la policía se hizo cargo de la situación, pudiendo detener a los caballos y hacerlos girar para dirigirlos nuevamente a la granja a la que pertenecían. Seguramente comenzaban a echar de menos la presencia del travieso grupo de equinos. Sin duda, todos los conductores de ese día tendrán una curiosa y divertida anécdota que contar.

Comparte esta historia y ayuda a que estos hermosos caballos logren la fama que querían al escapar.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!