Una yegua cae en un foso de fango estando a punto de morir ¡Espectacular rescate!

Honey estaba cada vez más y más desesperada con cada intento que hacían para liberarla del arroyo fangoso donde había caido. No tenía donde apoyarse en el terraplén resbaloso que la rodeaba para poder salir de ahí.

caballo atrapado arroyo

Cuando el Washington State Animal Response Team (WASART) recibieron una llamada sobre el caballo, el equipo se acercó rápidamente a los bosques donde ella se encontraba asustada y exhausta. Solo quedaba una hora de luz cuando los rescatistas llegaron.

caballo atrapado arroyo de dia

“El arroyo tenía gran profundidad y era resbaladizo. Hacía de la situación un escenario muy peligroso” describió WASART en su cuenta de Facebook.

Era demasiado peligroso mandar a un rescatista al lodo con Honey, sus caídas podrían herir a cualquiera que intentara ayudar, y nadie (humano o caballo) podía mantenerse de pie en el fango resbaloso.

caballo atrapado arroyo fango

“JC, uno de nuestros expertos en caballos, intentó atender a Honey, lo que significa que trataba de acercarse para mantenerla lo más calmada posible” Escribió WASART “Se mantuvo a unos pasos, hablando con Honey.”

caballo atrapado arroyo expero

Mientras los rescatistas preparaban un complejo sistema de cuerdas y arneses para tratar de halar a la yegua desde arriba, un veterinario se mantuvo firme con un sedante disponible en caso de que Honey entrara en pánico.

Tras ganarse la confianza de Honey, JC ayudó a colocar los arneses y soportes alrededor de Honey, usando una guía especial que se deslizaba por el cuerpo del caballo. “Los constantes intentos de Honey de rescatarse a si mismo, hacían del proceso algo difícil

caballo atrapado arroyo arneses

Mientras tanto, otros miembros del equipo de rescate construyeron un “bípode”, un artefacto que ayudaría a Honey a empujarse desde arriba.

caballo atrapado arroyo completo

“Estamos listos para ir tan lejos como avance la noche” WASART escribió. Bajo los focos de luz, el equipo de rescate comenzó a elevar a Honey. Esto puede resultar peligroso, dado que los caballos tienen de hecho patas muy delicadas, y al ser elevado pueden hacer que el animal se mueva abruptamente por el miedo.

caballo atrapado arroyo elevado

caballo atrapado arroyo segundo

“Honey logró salir del agua con relativa facilidad y se veía muy tranquila” escribió WASART.

caballo atrapado arroyo saliendo

Sin embargo, una vez en el aire, comenzó a agitarse y estuvimos muy aliviados gracias al complejo sistema de cuerdas y arneses que la mantuvo a ella y a todos seguros”.

caballo atrapado arroyo seguro

Pero justo antes de que Honey pisara tierra firme, se asustó profundamente y volvió a agitarse de nuevo. El veterinario tuvo que ir inmediatamente con el sedante para evitar que Honey no se hiriera en el último minuto.

caballo atrapado arroyo sedante

“Continuamos bajándola. El sedante evitó que se diera cuenta de lo cerca que estaba el suelo, pero en cuanto lo hizo, se plantó de frente y pudo ser capaz de soportar su peso con todas sus 4 patas“.

Los rescatistas suspiraron aliviados cuando vieron que Honey podía levantarse por si misma.

caballo atrapado arroyo levantada

Tras este épico rescate, Honey fue examinada cuidadosamente para verificar que no estuviese herida.

caballo atrapado arroyo heridas

Milagrosamente ¡Estaba fuera de peligro! y no parecía sufrir ningún daño.

caballo atrapado arroyo sin daño

WASART

“Hemos escuchado que Honey tiene algunos rasguños y raspaduras, pero le está yendo muy bien” escribió WASART.

Comparte esta increíble historia y ayuda a que estas asociaciones de rescate crezcan.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

¿Te gustan los animales?

Apóyanos en nuestra labor de difundir el respecto y amor hacia los animales con un me gusta. Ellos te lo agradecerán. ¡GRACIAS!