Más de mil perros han sido puestos a dormir por este ejército por «viejos y desgastados»

La presencia de los perros en la guerra es algo muy común, son una parte vital para el apoyo de los soldados en los diferentes campos de logística que existen durante estos eventos. Gracias a estos valientes compañeros muchas vidas han sido salvadas y por ello merecen, al igual que un soldado, un honrado descanso tras su servicio.

Lamentablemente, no todas las personas lo ven de la misma manera. Algunos ven a los perros como un simple recurso que cuando deja de funcionar se desecha, y se repone con otro más joven y saludable, así infinidad de veces.

Estos valientes animalitos son entrenados arduamente para entrar en acción

A lo largo de toda la guerra de Afganistán, la cual duró más de 15 años, se encontraron cifras que constataron que el ejército británico ha sacrificado más de 1000 perros por considerarlos viejos, enfermos y no aptos para cumplir sus labores en la milicia.

El ejército británico utiliza cientos de perros entrenados para desarrollar tareas que van desde detectar dispositivos explosivos improvisados, buscar rutas y edificios seguros hasta incluso rastrear insurgentes.

Durante el combate ellos hace compañía y colaboran con los soldados

Paul Farthing, un ex marine real que maneja un perro de reinserción a la organización benéfica Nowzad, tuvo la oportunidad de hablar sobre la situación de estos perros de guerra. Él contó sobre la necesidad de brindarles a estos animales todas las oportunidades que se puedan para asegurarles un retiro decente después de su servicio con las tropas.

Su rol en la guerra es realmente importante

Él mencionó la estricta evaluación a la que se les somete para verificar que están aptos para reintegrarse de nuevo con la sociedad, y lo lamentable que es cuando no cumplen los requerimientos necesarios.

En la milicia los perros mayores a 8 años son considerados no aptos para cumplir sus deberes según el estándar requerido, ya que son viejos y están desgastados, alegando que tenerlos en servicio podría ser perjudicial tanto para la tropa como para el mismo animal.

Pero al igual que con los humanos estas experiencias traumáticas los cambian para siempre

Por eso después de que cumplen su servicio, son llevados a los recintos del escuadrón canino, donde son “desentrenados” por expertos para poder reingresarlos a la población civil.

Estos entrenadores usan técnicas para hacerles entender a los perros que su trabajo está culminado y que ya pueden estar tranquilos con cualquier persona a su alrededor.

Superar el estrés del combate no es una tarea fácil

Es un trabajo extenso y estricto  donde si los perros son considerados muy viejos, enfermos, peligrosos, o simplemente no aptos, son sacrificados.

Pero por las cifras de sacrificios que se han obtenidos durante esto años, muchos activistas se han dedicado a protestar ante el Ministerio de Defensa británico, exigiendo mayores esfuerzos para darles un hogar digno y una vida plena a estos heroicos perros por todos sus esfuerzos en el campo de batalla.

Aunque algunos logran volverse a integrar a la sociedad, no todos corren con la misma suerte

British Army Blog

Una vida animal tiene tanto valor como una vida humana, esos animales fueron parte fundamental en estas operaciones de guerra y la más digna retribución que deberían obtener por su arduo trabajo es una vida feliz y normal como la de cualquier mascota.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que sus voces logren ayudar a estos pobres animales, lleguen cada vez más lejos y puedan finalmente lograr su cometido!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!