11 años de la improbable amistad entre un león y el hombre que lo salvó

La amistad es una relación de afecto que se estable entre seres dispuestos a permanecer juntos desde el amor y el respeto. Por ello, es posible que en alguna ocasión hayas escuchado el dicho “quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro”.

Y es que sin duda, los amigos llegan a nuestra vida para llenarla de alegría y hacer de lo normal, algo realmente extraordinario. Un vínculo especial que no solo se da entre las personas, los peludos también llegan a nuestra vida para demostrarnos lealtad, fidelidad y amor incondicional.

La improbable amistad entre un león y su cuidador nos revela lo sensibles que pueden ser algunos animales salvajes.

amistad

Si bien es común que se haga referencia a animalitos domésticos como perros y gatos, como los mejores compañeros de vida, algunos un poco más salvajes, también nos demuestran que pueden respetar y amar a quienes los tratan de la misma manera. Un vínculo que se fortalece, si en el pasado ocurrió algo que terminó por unirlos aún más.

Zion es conocido por ser un león muy tranquilo y tierno.

Esta es la historia de Zion y su cuidador Frikkie Von Solms, el hombre ha pasado gran parte de su vida velando por el bienestar de los felinos salvajes en Sudáfrica.

Sin embargo, hace 11 años se topó con un pequeño león que terminó por conquistar su corazón. Hoy día, después de poco más de una década, se han convertido en los mejores amigos y son inseparables.

Todos quedan sorprendidos con la conexión que tiene el león y su cuidador.

Zion es un león africano que nació en cautiverio, fue separado cuando su padre amenazó su vida. Al ser tan pequeño, necesitaba de los cuidados de alguien que lo ayudara a salir del pequeño caparazón en que se encontraba, una especie de figura paterna que lo guiara.

Fue acá donde intervino Von Solms, quien lo adoptó como un cachorro recién nacido. Al respecto el hombre comentó:

“Fue una experiencia única en la vida crecer con él, aprender y vivir con él todas las etapas de ser un león macho”.

Al pasar gran parte de su vida bajo la protección de su cuidador, Zion se convirtió en un grande pero gentil león.

Estaba rodeado de amor y solidaridad, por lo que sus acciones solo reflejaban a un león muy tierno y amoroso.

“Zion es un gigante apacible. Nunca ha atacado a los humanos y confío en él por completo”, dijo Von Solms.

Zion es un león muy juguetón pero no le agrada el ruido que producen los zapatos, por lo que Von Solms ha decidido jugar y salir a caminar con su amigo felino descalzo.

Si bien el fuerte vínculo afectivo entre un hombre y un animal salvaje puede desconcertar a algunos, para Von SOlms no hay nada más importante que seguir siendo amigos inseparables.

“La gente habla de los leones como si fueran gatos africanos, pero tienen personalidades, tienen humor y se ríen”, destacó Von Solms.

Han pasado 11 años desde aquel día que el amante de los felinos adoptó a Zion y decidió criarlo con un pequeño cachorro único y muy especial.

Son muchos los cambios que ambos han enfrentado, pero Zion sigue siendo el mismo felino amigable y confiable.

El vínculo con su cuidador es tan fuerte que incluso comparten una cama en una camioneta. Finalmente, Von Solms comentó:

“Zion es especial por el vínculo que compartimos. Aprendí mucho de él”.

Este amante de los felinos nos recuerda que aunque algunos leones pueden ser peligrosos, también están aquellos que simplemente son adorables y sensibles.

No olvidemos que lo más importante es respetar y proteger a todos los animalitos sin importar su raza o condición. Sigamos siendo puente de buenas noticias y sé parte de esta familia que apuesta y vela por el bienestar animal.