7 cachorritos huérfanos se acercan a una madre vaca suplicando ser amamantados

La escena de 7 cachorritos que perdieron a su madre junto a una vaca que los alimenta, está tocando la fibra más sensible de miles de usuarios de las redes sociales.

El mundo animal nunca dejará de sorprendernos, ya que son seres de luz, llenos de bondad, que sólo saben amar sin hacer distinción de especie alguna.

Tal como sucedió con una vaquita de la India que dejó a su dueño sorprendido y conmovido con su manera de reaccionar ante 7 criaturas desvalidas.

Los 7 cachorritos huérfanos se acercaron a la madre vaca pidiendo ser amamantados

cachorritos

La ejemplar vacuna no dudó en adoptar el rol de madre sustituta para la camada de perritos que suplicaban a gritos una mamita.

A ella no le importó alimentarlos con su leche, aunque no fueran sus hijos, ni de otra especie totalmente diferente.

Y es que un gesto así sólo lo podremos ver en los animales: criaturas desinteresadas, que no discriminan, tratan a todos por igual, y de ellos exclusivamente puede emanar amor y compasión.

¡Cuánto tenemos que aprender!

La madre incluso permitió que los bebés se recostaran en su vientre, les dedicó tiempo y con mucha paciencia incluso les dejó que jugaran con ella.

Lo hizo solo para que no se sintieran solitos, y fuera más llevadero su estado de tristeza, desamparo y orfandad.

Los hechos tuvieron lugar en Lingsugur, Raichur, India

Al parecer, la camada entera logró nacer y sobrevivir, pero tristemente, su madre murió en el parto.

Fue el agricultor Hanumantha Saali, dueño de la vaca y de la perrita fallecida, quien contó que no tenía cómo alimentar a los pequeños. Si usaba recipientes sucios o inadecuados, su vida podría correr peligro por falta de alimento. Pero conforme pasaron los días, algo sorprendente y conmovedor sucedió…

La vaca se convirtió en la madre sustituta de los 7 cachorros huérfanos.

De repente, uno de los cachorritos más astutos y hambrientos, empezó a gatear lentamente hacia la vaca que descansaba acostada sobre la tierra.

Con sus ojitos de desesperación y de infinita ternura, parecía suplicarle al enorme animal que le diera un poquito de su leche.

Pero más sorprendente aún fue que la vaca, como si conociera el drama de toda la camada, no lo rechazó. Al contrario, relajada y hasta feliz, si cabe, permitió no sólo que él, sino todos sus hermanitos, se prendieran de su urbe hasta saciarse.

La generosa vaquita nunca se inmutó y se quedó un buen rato sin levantarse para alimentar a toda la hambrienta camada.

Comprendía que habían pasado por los momentos más difíciles ni bien venir al mundo, así que ella les daría lo que necesitaran hasta que quedaran con sus barriguitas llenas.

El vídeo que grabó Hanumantha no tardó en volverse viral

 

Desde entonces, la vaca ha estado velando por los perritos como si fueran suyos, y los ha estado alimentando con regularidad, permitiéndoles que «hagan lo que fuera con ella».

Según los propietarios de la aldea, ubicada en Karnataka, al sur del país indio, en su granja se formó la más hermosa familia mixta.

La vaca les permite que jueguen con ella, muerdan su cola y hasta se acurruquen en su vientre.

Pero cuando se levanta, la familia se encarga de mantener alejados a los cachorros, ya que existe el riesgo de que la vaca los pise por accidente.

La secreción que desarrollan los mamíferos y es utilizada por sus crías para alimentarse resulta ser un nutriente esencial en los primeros años de vida de cada animal, así como sucede en los seres humanos. Cuando los pequeños pierden a su madre, se corre el riesgo de que el recién nacido muera por falta de alimentación.

Pero esta vaca ejemplar adoptó a los perritos indefensos como propios evitando un triste desenlace. ¡Cuánto amor!