70 perritos destinados al consumo al fin son rescatados tras pasar meses encerrados en jaulas

Saber que el destino de 70 perritos cambió para siempre es razón suficiente para celebrar y seguir apoyando el trabajo de fundaciones y organizaciones que luchan por la liberación de tantos peluditos sometidos bajo condiciones lamentables.

No podemos negar que en algunas partes del mundo se realizan prácticas que lejos de ser algo meramente tradicional o cultural, deja de manifiesto el inmenso dolor al que son sometidos los animalitos.

70 perritos lograron salvarse de un triste final.

perritos

Esta vez te contamos el increíble trabajo que realizó Humane Society Intentational (HSI) quienes lograron rescatar decenas de perritos que vivieron durante meses encerrados en jaulas y en pésimas condiciones en una granja en Hongsong, Corea del Sur.

Esto se hizo posible gracias a portavoces de HSI quienes por mucho tiempo intentaron convencer y persuadir al dueño de la granja de que la industria de perros no es buen negocio.

Los perritos estaban en pequeñas jaulas y bajo condiciones deplorables.

Afortunadamente, el hombre comprendió la gravedad del asunto y finalmente decidió entregar los perritos y recibir ayuda para que pueda dedicarse a trabajar sin poner en riesgo la vida de ningún ser vivo.

Por más de 40 años el granjero Nakseon Kim, se dedicó a trabajar en la granja de perros, pero ahora ha decidido darle un giro a su vida. Al respecto comentó:

“Puede sonar extraño, pero comencé a criar perros porque me gustan los perros. Nunca he sido un admirador de la carne de perro. Tenía algunos perros, así que comencé a criarlos y cuando tenía 20 o 30 años comencé a venderlos porque pensé que sería productivo, pero en realidad no funcionó de esa manera. No gano nada de esta granja de perros, y la presión del gobierno está aumentando y no es buen negocio absolutamente”.

El rescate estaba programado para principios de marzo, pero debido a las fuertes restricciones por la pandemia a causa del Covid-19 no se había podido llevar a cabo. El bloqueo fronterizo y el aislamiento social impiden movilizar a los perritos.

Actualmente los peluditos se encuentran en hogares temporales.

El principal objetivo es trasladarlos hacia Canadá o Estados Unidos, donde la organización velará por encontrarles hogares adoptivos que les de todo el amor que se merecen.

Sin embargo, los perritos deben esperar un tiempo antes de llegar a su destino final, aún hay muchas restricciones para los vuelos internacionales. Por ahora, están siendo reubicados en hogares temporales en Corea del Sur.

La pesadilla para todos estos peluditos ha terminado.

Todos estos peluditos fueron rescatados de un trágico final, recibieron atención veterinaria y por primera vez en mucho tiempo, un abrazo consolador que les hizo entender que todo estará bien.

El proceso de recuperación ha sido diferente para cada perrito; lamentablemente, algunos tenían fuertes lesiones y necesitaron dedicación exclusiva. Por fortuna, ahora están en buenas manos y con la esperanza que dentro de poco serán miembro de una familia amorosa.

Seguir luchando por la liberación de los perritos en estas granjas es un compromiso de todos.

Afortunadamente, las cosas están cambiando y se espera que poco a poco se erradique por completo esta práctica.

Gracias a las sanciones del gobierno y al fuerte trabajo de activistas y organizaciones, cada vez se logran grandes avances en esta parte del mundo donde los perritos son fuertemente maltratados por las industrias del comercio de carne y las fábricas de cachorros.

Recientemente, se dio a conocer que las ciudades chinas de Shenzhen y Zhuhai prohibieron el consumo de carne de perros y los consideran animalitos de compañía.

El trabajo de estos activistas nos agita el corazón de alegría a todos los amantes de los peluditos.

El granjero Nakseon Kim entendió que la granja de perros no es correcto ni sustentable, actualmente se dedica a cultivar coles y otras verduras con ayuda de organizaciones benéficas. Nara Kim, activista de HSI, destacó:

“Desafortunadamente, todavía es muy común ver cachorros vivos a la venta en las tiendas de mascotas. Pero lo que la mayoría de los coreanos se sorprenderían al saber, es que estos mismos cachorros podrían haber sido asesinados para el consumo humano. Ya sean que vivan o mueran, todos nacen en estos lugares, sus madres crían intensamente una y otra vez hasta que se agotan y finalmente se venden a los mataderos”.

La tortura para estos perritos llegó a su fin, a una gran victoria que nos recuerda que aún queda por mucho hacer y vidas que salvar. A través de una publicación HSI compartió la gran noticia:

“No más jaulas. No más sufrimiento. Más de 60 perros han sido rescatados de una granja de carne de perros en Corea del Sur, y solo fue gracias a tu apoyo ¡GRACIAS!»

Sigamos apoyando a estas organizaciones y nunca perdamos la esperanza de ver a todos los peluditos libres y amados. ¡Alza la voz y dile no al maltrato animal!