A ella la abandonaron por estar embarazada, pero ella no dudó en adoptar a 2 gatitos huérfanos

Que muchos animalitos callejeros tengan un final feliz depende del amor incondicional y las ganas de servir a los más vulnerables de muchas personas.

Desafortunadamente, son muchos los perritos que reciben tratos injustos o son abandonados porque no terminan siendo lo que sus dueños esperaban. Sudie es una de esas perritas que fue abandonada solo porque quedó embarazada.

Sudie es una Chihuahua Dachsund.

Su anterior dueña entregó a la dulce Sudie a una amiga sin decirle que estaba esperando unos hermosos cachorritos.

Cuando la mujer se enteró decidió que no podía tenerla y llamó a un refugio informando que tenía una perrita que necesitaba un hogar de acogida.

La perrita tiene cinco años de edad.

Jessa McCauley trabaja como gerente en el centro de rescate «It Takes A Village», durante muchos años ha visto muchos animalitos necesitados en las peores situaciones.

Sudie llegó a su vida después de recibir la llamada donde argumentaban que no la podían cuidar porque estaba embarazada.

McCauley es del condado de Spencer, Indiana.

La dulce Sudie fue recibida en el centro de rescate con todo el amor del mundo, solo un par de semanas después de su llegada dio a luz a un hermosa camada de tres cachorritos que vinieron al mundo totalmente sanos.

La historia de Sudie se vuelve aún más interesante porque sacó lo mejor de su instinto materno para proteger a dos gatitos que habían quedado huérfanos.

La mamá de los gatitos murió a los días de dar a luz.

Sudie no dudó en adoptarlos y tratarlos como unos hijos más, a tal punto que los amamantó junto a sus tres crías. Jessa comenta al respecto:

Cuando los animales tienen crías, tienen unos instintos maternos bastante fuertes. Esperaba que Sudie dejara que los gatitos amamantaran, pero se trata más solo de tener esa presencia materna, un lugar cálido y acogedor para ellos”.

La dulce Sudie ha actuado como una valiente madre al cuidar de sus tres cachorritos y dos gatitos que perdieron a su madre.

En ocasiones, los dos gatitos requieren ser alimentados con biberón pero mantienen una buena relación con su familia canina.

Cuando los gatitos tengan la edad suficiente serán dados en adopción.

Por ahora, siguen disfrutando de esta familia diversa pero muy amorosa que la vida les ha regalado.

Ofrecerle finales felices a tantos animalitos que nos necesitan depende de más personas como Jessa, no dudes en adoptar y cámbiale la vida algún peludito.

No dejes de compartir esta historia en tus redes y hagamos posible que más personas conozcan el increíble gesto de una madre canina que no vio diferencias sino solo la oportunidad de amar a los más vulnerables.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!