Abandonados y enfermos se acurrucan juntos en una esquina para consolarse mutuamente

Las personas que trabajan en refugios de animales muchas veces se encuentran con sorpresas poco agradables.

Cachorros dentro de cajas, o perritos atados a la puerta, como si fueran seres sin ningún valor. Tal fue el caso de estos cachorritos.

Indefensos, este par de hermanitos se acurrucaron para protegerse del frío tras ser abandonados

Los dos perritos se veían demasiado vulnerables. Con una expresión muy dulce, se acurrucaron juntos para protegerse el uno al otro.

Los habían dejado en las afueras del refugio cuando no había ningún trabajador en el recinto. Probablemente fueron descartados por sus amos porque nadie los quería.

Afortunadamente, el trabajador del refugio recibió una llamada sobre ellos cuando alguien los escuchó llorar. El voluntario salió de inmediato de su automóvil y sin perder un solo segundo le aplicó a los pequeños inyecciones de vitaminas, así como tratamiento para la sarna.

Aunque a los chiquillos no les gusta del todo la idea de las inyecciones y las medicinas, la verdad es que las necesitaban, así como su dosis de vacunas. Los pequeñines estaban nerviosos, pero soportaron el pinchazo por su bien.

Los perritos afortunados consiguieron la ayuda que necesitaban. ¡Mira su evolución en este lindo video!

Los cachorros se tranquilizaron al sentirse acompañados por otras mascotas y comenzar a escuchar palabras amables. Los perritos pudieron descansar y aunque un refugio no se compara con un hogar, al menos ya no estaban en riesgo.

Al día siguiente, con una examinación más a fondo, se dieron cuenta de que los cachorros tenían garrapatas.

Los perritos estaban hambrientos y con problemas de sarna

El refugio hizo todo lo posible para tratarlos a pesar de sus bajos recursos, además reforzó sus dosis de vitaminas diarias. ¡Estos pequeñitos necesitaban aumentar su buena salud cuanto antes!

En solo unos días, el tratamiento contra la sarna comenzó a dar resultados. Los cachorros lo odian, pero comenzó a notarse la diferencia y eso era lo importante, ¡que las lesiones comiencen a secarse!

Como ya las lesiones no pican tanto, los cachorros finalmente pueden relajarse, jugar y comer. Encuentran todo tipo de nuevos amigos en el refugio. Están creciendo mucho todos los días y son agradables y saludables.

Pronto serán lo suficientemente grandes como para estar disponibles para su adopción. Es muy bueno ver cuánto intentan las personas ayudar a los animales, a pesar de que tienen una cantidad tan limitada de dinero y recursos. Son personas de buena voluntad, así que se merecen el calificativo de héroes.

Los perritos ya están en vías de tener una vida más feliz, con familias que sepan cuidarlos y amarlos

Esta historia es digna de difundir no solo por el rescate de los perritos y porque van en vías de conseguir una mejor vida, sino por la abnegación de las personas que lo hacen posible… ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!