Abandonan a su perrita en la clínica para no pagar y el veterinario decide adoptarla

Al adoptar a un perro la persona debería comprender que su responsabilidad con esa vida va más allá de solo alimentarla, darle un techo y amor. Ellos –al igual que cualquier otra mascota- necesitan de ciertos cuidados que implican un gasto extras de vez en cuando; entre los cuales debe mencionarse la visita al veterinario, ya sea por una consulta de rutina o un accidente o enfermedad inesperados.

Enlaces patrocinados

Todos sabemos que los servicios de salud son caros, pero necesarios.

Aparentemente, esto no había sido bien entendido por los dueños de Azula, una perrita mexicana que tras un chequeo fue dejada de lado por su familia.

La criatura llegó al consultorio del profesional Ramón Hernández por un presunto arrollamiento y fue atendida de inmediato.

Este joven comprometido con su profesión hizo lo mejor por ayudarla.

El veterinario solicitó los estudios pertinentes, entre ellos unos rayos X gracias a los cuales se arrojó el diagnóstico. Azula había sufrido una fractura y ameritaba una operación de emergencia. Al consultar con sus dueños, estos se mostraron de acuerdo y Azula entró a quirófano.

Estudio realizado a la pequeña criatura.

Hasta allí todo parecía normal, hasta que la peluda pasó a la etapa de recuperación. Pocos días le tomó a la guerrera ponerse nuevamente en pie, aunque era evidente que necesitaría cuidados y rehabilitación.

Enlaces patrocinados

Llegada la hora de volver a casa, el veterinario se topó con una realidad poco agradable.

Los supuestos dueños de Azula no volvieron por ella, aunque intentaron contactarlos por teléfono nadie respondía. Peor aún, la dirección que habían dado era falsa. Ramón sólo podía concluir una cosa, estas personas la habían abandonado.

Sus antiguos humanos la dejaron desamparada.

Aunque en primer momento parecían preocupados y responsables, la ausencia los días después de la intervención médica lo llevaron a pensar que habían dejado a la perrita a su suerte para no pagar la cuenta de la clínica veterinaria.

Enlaces patrocinados

Ramón es un veterinario comprometido con su profesión que además tiene una conocida cuenta en TikTok. Al ver lo que había pasado con Azula decidió que él sería el nuevo responsable de la peludita y publicó un vídeo en la mencionada red social para relatar su historia.

Los seguidores de Ramón lo elogiaron por su buen corazón y han estado pendientes de la recuperación de esta princesa. En vídeos recientes se ha visto a la pequeñita que ya está completamente tranquila a su nuevo papá. 

Ramón pone todo su amor para ayudar a Azula.

@rhauxiliarveterinarioTerapia de Azula 🔥 ##terapia ##rehabilitacion ##mascota ##vet ##animal ##animales ##viral ##parati ##foryou ##fyp ##fy ##veterinario ##mascotas ##veterinaria♬ sonido original – Román Hernández

Enlaces patrocinados

El abandono siempre será un acto que reprobaremos, no es posible dejar de lado a una criatura que tanto amor te ha brindado. No obstante, en este caso complace el hecho de que esas personas al menos la dejaron en un buen lugar.

Todos sabemos lo ocupados que están los veterinarios y que ellos no son un banco para dejar a tus mascotas, pero en el caso de Luna hay que decir que no pudo haber corrido mejor suerte.

Felicidades al doctor Ramos por su profesionalismo y buen corazón. Ahora Luna está a salvo, comparte su historia y envíale a ambos tus más sinceras bendiciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!