Abandonó su casa y dejó encerrados a sus perros durante tres semanas sin agua y sin comida

Es muy lamentable que las mascotas muchas veces paguen las consecuencias de los errores de sus dueños. Desafortunadamente, hay mascotas que son víctimas de una gran crueldad porque sus propietarios están despechados o han vivido una separación o ruptura amorosa.

Sophie Tooms, una mujer de Gales del Sur, en el Reino Unido, abandonó su casa tras separarse de su pareja y dejó encerrados a sus perros sin comida y sin agua para hidratarse.

Afortunadamente, existen personas que son ángeles en la tierra que defienden y cuidan a los animales. Katie Dunkely es uno de estos ángeles. Ella estaba muy preocupada por el estado de los animales, que decidió trepar la cerca de la casa y entrar por la puerta de atrás.

Katie encontró dentro de la propiedad un bulldog macho muy desnutrido y una hembra con un alto grado de agresividad. También encontró el cuerpo de un animal en avanzado estado de descomposición, no pudo identificar si se trataba de un perro o un gato.

Sin dudar llamó a la policía y al personal de Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), quienes se presentaron en el lugar y no podían creer lo que estaban viendo. El bulldog americano estaba tan desnutrido que el personal de rescate no pudo identificar a simple vista de qué raza era.

Este pobre perro era piel y huesos… ¡Qué dolor tan grande!

El personal de RSPCA se llevó a estos animales. El macho estaba muy nervioso y desnutrido, sus uñas estaban extremadamente largas y también tenía cortes en la cara. Pudo ser trasladado con una correa.

La hembra también estaba en muy malas condiciones, pero estaba muy agresiva, fue necesario transportarla en una jaula. Katie comentó que estaba realmente desconcertada ante lo que había visto.

Estoy absolutamente atónita. Estos pobres perros han estado encerrados las últimas semanas en una casa y se estaban pudriendo. Esto es absolutamente asqueroso”.

Katie comentó que el perro era muy dócil, sólo necesitaba amor. Cuando la policía lo vio lo confundió con un pitbull, pero ella inmediatamente los corrigió diciéndoles que se trataba de un bulldog americano. Era un perro igual que su mascota Bella.

Lo más seguro es que si Katie no hubiese aclarado la raza de este perro, su destino sería el sacrificio durante las 24 horas después de su rescate, porque la raza pitbull no está permitida en algunos lugares de Reino Unido.

Katie afirmó que la mujer que vivía en la casa se había separado de su pareja y tenía tres semanas fuera y había dejado a los animales a su suerte.

Los animales estaban encerrados en la sala de estar, cubiertos con sus heces y orina. No tenían agua para hidratarse ni comida para alimentarse. En medio de su desesperación ellos masticaron latas de comida.

La mujer responsable de la historia de terror de estos animales fue arrestada y justificó su comportamiento al comentar que a causa de su separación, ella no estaba en capacidad de cuidar y mantener a los animales ella sola… ¡Miserable ser humano!

Es muy triste que las mascotas paguen hasta con su vida los errores de sus dueños, es un precio muy alto y qué además no les corresponde a ellos asumir esa cuenta.

Daily Mail

En el corazón de estos animales sólo existe una lealtad absoluta y una entrega amorosa para cuidar y proteger a sus seres queridos.

Tener una mascota en casa es una responsabilidad que no puede ser endosada. Cada día ellas dependen de sus dueños. Comparte esta historia con tus amigos, los animales merecen ser cuidados y protegidos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!