El amor todo lo puede: el abrazo de un perrito maltratado tras encontrar un hogar lleno de amor

Cuando uno decide cambiar su nombre lo hace por una razón poderosa. Es sanador, es renovador, es señal de un nuevo tiempo, una nueva etapa.

Y para un border collie de un año, fue todo eso.

El pequeño tuvo un comienzo muy duro. Cuando llegó al refugio Claremore, en Oklahoma, con pocas semanas de vida, estaba languideciendo, tenía una infección en la piel y quemaduras producidas por el sol tan profundas, que nadie podía tocarlo.

Su pelaje blanco apenas se veía en algunas zonas, pues la piel asomaba con un rosado furioso, con zonas en que la irritación estaba comenzando a mostrar un rojo sangre.

La infección en la piel estaba muy avanzada.

Aunque estaba muy enfermo, no perdía su espíritu positivo.

Pero tuvo una oportunidad cuando fue llevado al Border Collie Rescue & Rehab en Prosper, Texas, Estados Unidos, que a partir de ese momento, fue el encargado de albergar a este perrito que necesitaba ayuda desesperadamente.

Allí recibió el nombre de Kong, y se transformó en el perrito #387 del refugio.

Pero el nombre fue lo que menos le importó a Curtis Harsell, que se enamoró del blanco perro con una sonrisa encantadora y hermosos ojos.

“Miré la foto de su perfil y me enamoré inmediatamente de él con esa foto y la descripción que habían dado en la página”, cuenta Curtis después de adoptarlo.

Para Curtis fue amor a primera vista.

“Su madre adoptiva describía su temperamento y personalidad y le conté sobre mi vida y fue perfecto para todos”.

Curtis trabaja en Inteligencia informática para una empresa que tiene sus oficinas en Little Elm, en Texas y estaba preocupado que su hiperactivo estilo de vida no fuera adecuado para tener un perro, pero algo le dijo que todo saldría bien esta vez.

Y así fue como envió la aplicación para adoptar a este adorable perro.

“Pregunté si había actualizaciones diarias del proceso de adopción y sentí que él iba a ser mío desde el principio y que estas personas me ayudarían a unirnos”, agrega Curtis.

Después de varias entrevistas y una visita al hogar, la aplicación de Curtis fue aprobada y llegó el día que se conocieron.

Para dar comienzo a una nueva etapa, Curtis decidió cambiar el nombre de Kong/#387 por ZIB, en honor al famoso perro soviético que viajó al espacio.

“El original era sólo un perro perdido corriendo en la base que fue enviado al espacio en un vuelo exitoso”, explicó Curtis. 

Pensé que ZIB era perfecto para mi porque era un perro perdido hasta que alguien lo levantó y lo ayudó para que mejorara. ¡Ahora con él estaremos en las estrellas juntos!”.

Cuando Curtis llegó a la casa donde estaban dándole albergue a ZIB, un amigo captó el hermoso momento en que el perro dejó de estar perdido y encontró su destino.

La felicidad y tranquilidad del perrito se ve en su cara.

Ese abrazo fue todo o que necesitaron para empezar una nueva vida juntos.

“Me dieron su correa… Lo llevé al frente y le di su nuevo nombre y le pregunté si se quería ir a casa conmigo”, recuerda Curtis. “ZiB, te voy a llamar ZIB. ¿Te gusta? ¿Te gustaría venir a casa conmigo, ZIB?’ Se sentó frente a mí, me miró a los ojos y me abrazó y apoyó su cabeza. Fue adorable; nunca voy a olvidar ese momento”.

ZIB no podría estar más feliz que hoy en su nueva casa y con su nuevo papá. El perrito que sufrió por el abandono y la desidia, ahora es querido y cuidado como necesitaba. El amor y los cariños que recibe dejaron atrás los meses de sufrimiento y abandono.

Aunque Curtis tenía miedo de no estar junto al perrito lo necesario, hoy la vida de ZIB es mil veces mejor.

No puedo empezar a describir lo feliz y realizado que me siento”, cuenta Curtis. 

Saber que este pobre perrito fue rechazado y que todo lo que quería era amor y que ahora puedo dárselo todos los días, es increíble. Sinceramente siento que lo salvé y que que no hay nada que no pueda hacer por él. Nuestra vida está construida junto al otro y hoy no podría pensarla de otra forma”.

ZIB encontró lo que siempre había buscado.

Encontró en Curtis un amigo, la persona a quien amar y cuidar.

Facebook Curtis Harsell

¡Es hermoso adoptar a un perro! ¿Qué estás esperando? Comparte la nota para que más gente lo haga.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!